lunes, 14 de agosto de 2017

SOLO ANTE... "VIKINGS" (4ª temporada)

Vikings comenzó siendo una de esas series minoritarias que, por así decirlo, veían 4 gatos. Se trataba de uno de esos títulos de que, sin hacer mucho ruido, fue ganando popularidad y seguidores. Sin embargo eso no hizo aumentar el nivel del producto, más bien todo lo contrario...

Si las 3 primeras entregas de la serie son más que buenas, el la 4ª vemos como Vikings pierde definitivamente el Norte, con una serie pasajes que "matan" las mejores virtudes de lo que había sido en los último años: 

El primer aspecto negativo es (SPOILER) la muerte de Ragnar, que era el verdadero motor de la historia (en todos los sentidos). Y no sólo es su desaparición, es la forma en la que nos virlan a la razón de ser de la trama. Ni grandeza ni sentido alguno en una decisión que se carga buena parte de la esencia de lo que era esta producción.


Sin su gran pilar, Vikings se convierte en otra cosa. Ya no es la épica historia de un vikingo notable, si no una "saga" coral en la que no sabemos muy bien qué y cómo se quiere contar. Eso dejando de lado que ninguno de los vástagos del rey nórdico le llega a la suela de los zapatos en cuando carisma y peso a su papi. Vamos, que es como un "seguir por seguir" sin demasiado sentido. 

Es una pena que personajes secundarios como Rollo (que no parece enterarse del fallecimiento de su hermano) o -en menor menor medida- Floki queden también muy desdibujados y sin saber muy qué papel jugar en todo el entramado que queda después de la desaparición de su Rey.

No sé que han pretendido los guionistas, pero la pérdida de un rumbo claro es más que evidente, dejando en su lugar una amalgama de personaje y de tramas que no tienen interés ni lógica. Mucho postureo y poco que contar.

En resumen: deberían haber dado un digno final a la historia de la vida del gran Ragnar Lothbrock, algo digno de las buenas temporadas anteriores y no estas "cosa" que han dejado y que no sé muy bien cómo definir. No sé si seguiré con la serie, porque la decepción ha sido bastante grande. 


domingo, 6 de agosto de 2017

SOLO ANTE... "EL CARTEL DE LOS SAPOS" (Intro)


Hablando de series de narcos, aquí os dejo la entradilla de una de las series que más me ha enganchado en los últimos años: El cártel de los sapos. Una bizarrada colombiana que puede no ser una obra maestra pero que divierte mucho. 

Se trata de una versión "libre" de la situación que quedó en Colombia tras la muerte de Pablo Escobar, con una visión de la realidad del país que es tan absurda como real. Los actores lo bordan y las tramas están basadas en la realidad del trafico de drogas en un país en el que este negocio empleaba a millones de personas, de una forma u otra. 


No es menos cierto que la visión de los criminales en esta serie (y otras) está bastante dulcificada (por decirlo de alguna forma), pero la realidad es que muchos de ellos no eran más que unos tipos "normales" en un entorno en el que las reglas del juego eran tan despiadadas como arbitrarias. 

En resumen: una serie para desconectar y también para aprender cuyo gran valor es contar las cosas sin filtros y de una forma natural y mundana. 

SOLO ANTE... "SNOWFALL"

Al rebufo de series como Narcos (no la he visto aún), parece que las producciones de este género vuelven a estar de moda. En esas, HBO apuesta fuerte por Snowfall, que se mete de lleno en el mundo de las drogas y la delincuencia. 

Tras visionar los primeros episodios la impresión que trasmite este título es bastante positiva. No es que me hayan enamorado pero sí veo aspectos que me gustan, como es el hecho de que no se parezca a ninguna serie que haya visto antes (al menos de este estilo) y de tener un reparto coral (con muy pocas caras conocidas, por cierto) y que puede dar mucho de sí. 


Los creadores de Snowfall nos invitan a seguir las vivencias de un grupo de personajes bien diferentes, unidos únicamente por su conexión con el tráfico de drogas. Tenemos al típico niño guapo y listo del barrio con ganas de ascender demasiado pronto, un luchador hispano de Werstling acabado que busca un golpe de suerte, un policía mediocre con ganas de ascender en su trabajo... Nada que no hayamos visto antes pero sí perfiles que suelen funcionar en la TV y el cine. 

Al tratarse de HBO sobre decir que la producción es excepcional. La ambientación de los años 80 es muy creíble y se el cuidado por los detalles es, como siempre, total. Nada que objetar en este sentido. 

En aún pronto para valorar, pero tiene pinta que Snowfall puede ser una de las series top de los próximos años. Veremos si la cosa funciona y si es capaz de superar los tópicos de este tipo de producciones y sobre salir de la enorme cantidad de oferta que hay ahora mismo en el mercado de la TV. De momento, le doy una oportunidad...

PD: invito a todos mis lectores a ver una serie que me encantó en su día. Se trata del Cártel de los Sapos, una de las series más bizarras y entretenida que he visto en mi vida. 

PD II: Sergio Peris Mencheta, actor español que aquí conocimos por su aparición en Al Salir de Clase, me ha parecido una sorpresa más que agradable en este Sanowfall. No está de más ver caras conocidas en serie yanquis y ver que también tenemos buenos actores por estos lares. 

jueves, 3 de agosto de 2017

SOLO ANTE "TURN" (4ª y última temporada)

Estamos en un mes de tristes despedidas de alguna de mis series preferidas. En este caso le toca a TURN, que dice adiós después de 4 intensas entregas.

La tercera temporada fue la mejor de todas, dejando el pabellón tan alto que era complicado mejorarlo. Tampoco era necesario, porque la 4ª se plantea como una especie de epilogo de todo lo que hemos visto en estos años, un punto y final a las aventuras de Culper en el que se cerrarán todas las tramas que habían quedado colgadas (pocas, en realidad). 

Las muertes (SPOILER) de Robert Rogers y de John André dejaron un gran vacío en la historia, aunque a cambio cobra protagonismo el traidor Arnold, cuya situación será uno de los ejes de la segunda gran trama de la temporada; siendo la principal el duelo de titanes entre Simcoe y Culper (que llega a su punto álgido a medida que pasan los capítulos).

Mientras se geste la venganza de Abe, la guerra sigue su curso y se hace más evidente la pérdida de "humanidad" de la misma, con Tallmadge (amigo de Abe-Culper) viéndose abandonado en la defensa de su amigo y asistiendo al egoísmo del que creyó que era un gran líder, George Wasington). 


La valoración general de esta temporada está siendo buena. Está siendo el digno colofón a 4 años plenos de suspense, acción y misterio, señas de identidad de esta gran producción. 

Con menos "tejemanejes" que es entregas anteriores, los guionistas han apostado por ir cerrando la serie sin demasiados miramientos. Esto resta parte del atractivo de TURN (su particular tempo para contar las cosas y los juegos políticos tan bien llevados anteriormente), pero es algo lógico. Eso no quiere decir que se hayan olvidado de las tramas políticas, pero ya con un recorrido y complejidad menores. 

Sí han quedado descolgados algunos personajes, caso de Ana y la mujer de Culper, que ocupan una trama menor y que no tiene demasiado interés (la de la mujer espía en las filas de los insurrectos). En los dos casos, es curioso observar que la idea del triangulo amoroso (de ellas dos con Culper) a terminado por ser agua de borrajas y no ha llegado a nada. Es más, ninguna historia de amores -o posibles amores- ha llegado a ser realmente importante en la serie. 

Como digo, el eje de todo lo que ocurre en esta temporada es la guerra privada entre Abe y Simcoe, personaje que se ha convertido en el villano de villanos de TURN de forma indiscutible. El ranger se ha pasado de ser un mero peón en el juego al verdadero archienemigo del prota y de sus amigos...

En resumen: pasados ya 8 episodios (de 10) de la última entrega de TURN -y si no se tuercen las cosas- estaremos ante el digno final de una de las mejores series de espías (y en general) de los últimos tiempos. Ojalá el desenlace sea digno de todo lo que hemos disfrutado hasta ahora...






viernes, 28 de julio de 2017

SOLO ANTE... "BLACK SAILS" ( 4ª y última temporada)

Todo lo bueno termina tarde o temprano... Black Sails (BS) nos deja y con ella la que ha sido, al menos en mi humilde opinión, una de las mejores series de los últimos tiempos (y una de las más ignoradas).


Tras 3 temporadas casi perfectas en todos los sentidos, el desenlace de Black no podía decepcionar. Los creadores de la serie han echado el resto para dar un digno colofón a la historia con un "tour de force" en el que se acaban por cerrar todas las tramas que había abiertas: 

Estaba claro que la relación Flint-Silver iba a terminar mal. Sus diferencias sobre el destino de Nassau y la guerra -imposible de ganar- contra Inglaterra, acaba por tensar demasiado la cuerda. En un momento determinado es evidente que Flint ha perdido el Norte y su amigo no tiene más remedio que cortar por lo sano y abandonar una lucha sin sentido. 

El conflicto pot Nassau parece perdido y la alianza entre piratas y esclavos apenas se sostiene. Las posiciones de poder de los primeros se han debilitado y en sus propias filas surgen disensiones, con Billy (Segundo de Flint) como protagonista. El eterno "suplente", celoso de la relación entre su capitán y Long Jhon, decide rebelarse y tomar las riendas de su destino (un destino que, como se muestra al final de la temporada, no es demasiado halagüeño). 

En medio del caos, la trama del tesoro (que siempre ha sido secundaria) se empieza a despejar y a tomar forma, dejando "preparada" la que sería, en una secuencia lógica, la trama de La Isla del Tesoro...



Sin destripar nada del desenlace de BS decir que está a la altura de lo que hemos visto en estos años. La 4ª temporada no desmerece, para nada, a las anteriores, plena de acción, conjuras políticas (perfectamente llevadas, como siempre), diálogos profundos e inteligentes a más no poder.

El final nos ofrece, además, un giro argumental que dará que hablar y que afecta a Flint, el personaje central de la saga y que parecía que podría tener un final poco halagüeño. 

A lo largo de 4 entregas, hemos asistido al devenir de dos personajes tan potentes como complejos. Flint y Silver, Silver y Flint, han sido el verdadero centro de la épica historia de piratas que nos han regalado los creadores de BS. El dibujo de ambos ha sido para enmarcar, en un ejercicio enorme de coherencia, sin obviar la evidente evolución que han sufrido (sobre todo Silver, que ha pasado de ser un gañán sin ambición a todo un líder de masas en un puñado de episodios).

Pocas objeciones puedo poner a esta serie. Lejos del ruido mediático de Juego de Tronos, esta producción nos ha regalado 4 entregas que han mantenido el nivel desde el minuto 1 hasta el final, con una coherencia y una dignidad pocas veces vista en este medio de la TV. Una pena que sólo haya durado 4 temporadas, pero no siempre se puede tener todo. Te echaré de menos, BS.




miércoles, 19 de julio de 2017

SOLO ANTE... "THE GHOST IN THE SHELL"

Las adaptaciones de cómic al cine están de moda. Sólo hay que echar un vistazo a la cartelera para comprobar que las adaptaciones copan gran parte de las mismas. Son muchas y la pena es que la mayoría no superen la media de calidad deseable. 

Ghost in the Shell es una más de tantas. Se trata de la versión de uno de los mangas de Masamune Shirow, uno de los autores más cotizados del Japón, siendo esta una de sus obras más emblemáticas. Además, la protagonista no es otra que Scarlett Johansson, una de las actrices top del momento (por no decir la más top). ¿Resultado?...


Viendo como anda el patio, lo mejor que se puede decir de esta peli es que no el desastre que podría haber sido. Pintaba a producto de masas sin ningún contenido más que a la Scarlett dando mamporros a diestro y siniestro y sin una sentido alguno. Y hay algo de eso, pero sin llegar al extremo que hemos visto en otros filmes del género y que han terminado siendo un despropósito total. 

Está claro que golpes y postureo no faltan, pero también hay una historia que contar (mejor o peor pero ahí está) y voluntad de que el producto sea algo más que una sucesión de peleas y destrozos. Es más,  combates hay más bien pocas y algunos de ellas no están demasiado logradas (algo que también da qué pensar). 

La trama es sencilla y no aporta nada nuevo al género, pero no se hace densa ni pesada. No hay demasiado rollo metafísico, lo que no es un problema insalvable si no se justifica liar demasiado la cosa. En ese sentido ayuda también el hecho que de la peli dura menos de dos horas y nos hayan ahorrado la paja habitual en muchas de las producciones actuales. 

Estéticamente Ghost es una película vistosa. El futuro que nos presenta resulta curioso, con un estilo Cyberpunk al uso pero con detalles bastante atractivos. Los efectos visuales no apabullan y no son el centro de todo, si no que son parte del todo.


Por último hablar del reparto en el que destaca un Takeshi Kitano es que poco más o menos que Dios en Japón y que vuelve a dar buena cuenta de lo que lo que es la presencia en el cine. Aparece poco pero es suficiente para dejar constancia de lo mucho que es un icono con más tablas que un barco pirata. 

La Scarlet cumple en un papel hecho a medida. Es la guapa con alma rota en un guión ideal para su belleza fragil y sus dotes interpretativas, que son las que son... Buen trabajo sin más.

Resumiendo:

El punto que hace buena a la peli es que sus creadores han sido capaces de darle una personalidad propia al filme, sin que recuerde a un mal pastiche sin alma. En este caso los creadores han conseguido captar el clima de un futuro oscuro y tétrico, aunque no llega ser del todo un resultado redondo. Eso se une a un buen reparto, efectos atractivos, acción, suspense, etc.

Tras muchos bodrios de ciencia ficción que nos hemos tragado en estos años (sobre todo remakes), en este caso la cosa funciona. No es que sea un producto brillante, ninguna obra maestra, pero al menos se puede ver y no engaña a nadie. 

Ghost in The Shell es un buen espectáculo de cine, sin inventar nada pero sin pretenderlo tampoco. Es un pasatiempo con alguna escena chula, visualmente impactante y poco más. Le daría un 6 sobre 10. 


sábado, 15 de julio de 2017

SOLO ANTE... "THE OA"

Me había dejado en el tintero una serie de hace ya unos meses que me llamó bastante la atención. Se trata de The OA, un título bastante particular por diferentes razones: 


The OA cuenta la historia de una joven que desaparece en una extrañas circunstancias, siendo encontrada varios años después de forma fortuita. La muchacha sufre secuelas importantes debido a su largo cautiverio y su familia tendrá que amoldarse a la nueva situación, que también tendrá repercusiones en su entorno más cercano...

La protagonista se "aliará" con un grupo de jóvenes inadaptados a los que arrastrará a su particular mundo, marcado por el traumático secuestro sufrido. El grupo compartirá confidencias y sus miembros irán creando un círculo cada día más unido. 

La historia de la serie se presenta como un drama policíaco que va adquiriendo, poco a poco,  tintes de ciencia ficción y fantasía. De esta forma, lo que parecía una cosa acaba por ser algo muy diferente, amplio y complejo. De hecho, los matices que va adquiriendo la trama son cada vez más profundos e interesantes, tocando temas como el Bullyng, la soledad, etc. Todo contado de una forma bastante original. 

A medida que pasan los capítulos vamos entrando en una realidad aparte, un "juego" que acaba con un desenlace de esos que le dejan a uno con cara de tonto pero que merece mucho la pena. Un giro argumental que da sentido a todo lo que hemos visto en los episodios anteriores y que abre el periodo de la reflexión. 

The OA no es, pues, una serie sencilla ni demasiado cool, pero sí es entretenida y tiene mensaje. Un mensaje "escondido" que se nos revela muy al final pero que hace que todo lo anterior merezca la pena. Buena apuesta para los que buscamos algo distinto. 


viernes, 14 de julio de 2017

SOLO ANTE... "THE LAST KINGDOM" (temporada 2)

Estaba esperando como agua de mayo la segunda entrega de The Last KIngdom" (TLK), una de las mejores que series que se está emitiendo en nuestros días. Y llegó, volviendo a dejar el pabellón tan alto como en la temporada inicial.

En esta segunda entrega de TLK volvemos a tener a nuestro gran Uthred metido en uno y mil líos. Su lealtad al rey Alfred le llevará a tener que luchar contra sus parientes los vikingos, en este caso dos hermanos de un clan nórdico que pretenden asolar los reinos.

Los invasores secuestran a la hija de Alfred, lo que pondrá en jaque los intereses del monarca y su plan para unificar el país. En esas, Uthred será enviado a rescatar a la muchacha, complicada misión en la que se verá obligado a tirar de ingenio y toda su habilidad en combate. Por suerte tendrá a su lado a sus hombres, fieles hasta la muerte, y al propio Destino (el destino lo es todo, recordad).

Además, nuestro héroe tendrá la oportunidad de ver cumplida la venganza contra los asesinos de su padre, el conde Ragnar, a los que volverá a tener "a tiro"...



Esta temporada comenzaba con el reto de mantener el nivel de la anterior, algo que no era muy sencillo. Una vez terminada hay que decir que logra, no solo acercarse, si no llegar a las cotas de aventura y tensión dramática de la entrega inicial. 

Todo en The Last Kingdom destila aventura. Que nadie espere ver una nueva "Juego de Tronos" porque ambas serie no tienen nada que ver, ni en el fondo ni en las formas. TLK no quiere ser una nueva GOT -huye de ello como la peste-, y esa es una des sus grandes virtudes: ser un producto con su propia esencia y no una mera imitación. 

En este serie prima la acción sobre la reflexión y ese es su gran acierto. No escatima en juegos políticos pero siempre al servicio de una visión romántica y heroica de la historia, donde hay "buenos y "malos" y donde los héroes también ganan (aunque sea a costa de muchos sacrificios). Puede que sea una visión un tanto romántica, pero igualmente atrayente. 


Por último no quiero obviar que también estamos ante una serie con  matices y lecturas varias. No sólo tiene épica, si no que hace un reflejo acertado de la época en la que viven los personas, un tiempo en el que la religión y el honor eran elementos básicos de la sociedad y de la vida. De ahí que tengamos personajes tan bien construidos y juegos de poder tan bien narrados... Porque el contexto importa y está perfectamente dibujado. 

En resumen: TLK es un serión con todas la letras. Una producción con menos nombre que otras pero que cautiva desde el primer momento. Ojalá siga en pantalla unos añitos más. 

martes, 11 de julio de 2017

SOLO ANTE... "SAINTS AND STRANGERS"

Saints and Strangs es una producción de National Gegraffic (2015) que nos cuenta, en formato de miniserie las aventuras y desventuras de un grupo de peregrinos llegados al nuevo mundo en el barco Mayflower. En este caso, se nos narra el famoso episodio que dio lugar al Día de acción de gracias en EEUU, que tuvo su origen en uno de los primeros contactos de los colonos europeos y las tribus indígenas. 


El reparto de Saints and Strangers está formado por un buen número de caras conocidas del panorama de la TV y el cine Yanqui, con actores como Vincent Kartheiser (Mad Men), Ray Stevenson (The Punisher, Black Sails, etc), Raoul Trujillo (Apokalypto), etc. Todos forman un equipo de interpretes de nivel que suben la nota global del producto final. 

A lo anterior hay que sumar un gran esfuerzo de producción, con unos escenarios grandilocuentes y un vestuario cuidado. El cuidado por los detalles es algo que deja notar desde el primer momento y ayuda a llamar la atención de los gustan del género histórico (como es mi caso). 

La historia se puede resumir como asequible y entretenida. Una trama sencilla en la que priman los tintes políticos que dan lugar a diversas alianzas y traiciones, todo en un contexto marcado por el choque de civilizaciones y pasiones humanas desatadas. 



Saints And Strangers es un producto más que ameno. Una miniserie para sentarse delante de la pantalla y consumir de seguido, disfrutando de una buen ración de épica histórica. Muy recomendable.

SOLO ANTE... "FEARLESS"

Hoy vamos con una "mini" británica de genero policíaco. Se trata de Fearless, de la cadena ITV, centrada en la figura de la abogada de causas perdidas Emma Blunt, enfrentada a todo y a todos para salvar a un joven acusado por un crimen que, supuestamente, nunca cometió. 

La protagonista es una mujer fuerte y con las ideas muy claras. Se ha especializado en casos complicados en los que defiende a personas condenadas por casos sonados pero en los que hay alguna arista. En esta ocasión busca la libertad de un joven acusado de un terrible crimen: el asesinato de una chica de 15 años que conmocionó a todo un país. 

El gran atractivo de la serie es la protagonista, una mujer de armas tomar que se enfrenta a varios entornos hostiles de forma admirable. La trama criminal local se ve salpicada con elementos políticos, al tener Emma un pasado de activismo que hace que esté en el punto de mira de los servicios secretos del gobierno. 

Fearless no está exenta de critica política, en este caso centrada en los excesos de los gobiernos en la llamada "lucha antiterrorista", así como la particular (por decirlo de alguna forma) forma de actuar de las fuerzas de seguridad en determinados casos. Esto aporta un matiz diferente que ayuda a mejorar el resultado final. 

Fearless recoge los mejores ingredientes de las producciones inglesas del ramo: notable producción, grandes interpretaciones, guiones sólidos, etc. Una serie recomendable en tiempos de exceso de oferta seriefila. 


domingo, 9 de julio de 2017

SOLO ANTE... "LA CIUDAD PERDIDA DE Z"

Buscando por ahí alguna peli decente que llevarme a la vista, me encontré con esta "La ciudad perdida de Z", una de aventuras que prometía bastante...

Cabe destacar, en primer lugar, el protagonismo de Charlie Hunnam, conocido mundialmente por su papel en la serie "Sons Of Anarchy" (SOA). En este caso, nuestro apuesto motero pasa a convertirse en un audaz explorador y militar, obsesionado por encontrar la ciudad de Z, un vestigio de una antigua civilización en las entrañas del Amazonas. 

Es extraño ver a Hunnam en un papel tan alejado al que le dio la fama, pero realmente salva la papeleta con holgura, siendo uno de los pilares del film y encarnando a la perfección al ambicioso y tenaz explorador Percival Fawcett.

Por lo demás, "La ciudad perdida de Z" es un biopic al uso con bastantes aspectos positivos: cuenta con una producción ambiciosa y un aspecto visual muy potente, la narración es fluida y hace que no se noten las más de dos horas de duración de una peli que, por lo demás, es digna heredera del género de aventuras y explorador. 



Tampoco faltan la tensión, el suspense y un matiz de critica social al trato hacia los nativos de las primeras colonias europeas, inicialmente considerados poco menos que animales y tratados en consecuencia por el "superior" hombre blanco. 

A disfrutar del bueno del Hunnam en un registro distinto y de una película que entretiene de lo lindo. Cine de aventuras del bueno. 




sábado, 8 de julio de 2017

SOLO ANTE..."THE SON"

Pierce Brosnan ya no es ese joven apuesto que encarnara a James Bond haca casi dos décadas, pero se mantiene en el Maistream del cine y la TV con cierta dignidad. Ahora nos "sorprende" con esta producción, de la que es protagonista absoluto.

En The Son, el veterano actor da vida a un terrateniente yanqui del Far West decadente de inicios del siglo XX. Un producto de la conquista del Oeste que ve como el mundo que conocía se desvanece y debe tomar las riendas de su imperio para no terminar perdiéndolo todo. Para ello hará lo que sea necesario, llegando a poner en serio peligro la relación con sus hijos.



La serie se centra en la figura de este viejo curtido en dos vertientes (y tiempos): su juventud como cautivo de los indios y su madurez como cacique de un pueblo de frontera en el que él es el poder supremo y hace y deshace a su antojo. En la primera trama es el hijo adoptivo de un guerrero que le enseñará los recovecos de la vida y en la segunda será el el padre, fracasado en muchos sentidos y convertido en un ser avaro y cruel que ha perdido su honor.

El título (El Hijo), hace gala de la doble visión del protagonista, en lo que es probable que sea una visita por su vida enlazando con la de su hijo Pete, enfrentado al padre por su devenir cruel y déspota. Dos caras de la misma moneda condenados a enfrentarse de forma ineludible.

La serie tiene chispa, los capítulos son cortos y van al grano y las actuaciones no están nada mal. Por poner alguna pega decir que el papel del "hijo prodigo" (el mencionado Pete) queda un tanto desdibujado y no tiene la fuerza que cabría esperar, aunque queda tiempo aún para que este aspecto mejore.

Servido pues el drama con tintes de peli del Oeste, con un toque de culebrón familiar. Una historia de que mezcla aventura y saga familiar con acierto y que logra superar el "trance" con bastante soltura. Una serie correcta a la que seguir en los próximos tiempos.

SOLO ANTE... "BERLIN STATION"

Hoy vamos con una producción de espías, un género que siempre me ha gustado y que ha dado buenas series en los últimos años (algunas con más suerte que otras). 

Berlin Station nos narra las desventuras de un grupo de espías americanos que trabajan de forma "encubierta" en Alemania, país "amigo" (con matices). Allí deberán enfrentar una crisis importante, provocada por las filtraciones de un "renegado" que está dispuesto a destruir a la CIA desde sus cimientos. 

El grupo de espías es de lo más variopinto y curioso. Todos tienen un algo que les hace destacar y atraer al espectador. Los hay canallas, discretos, perdidos... Muy bien retratados y definidos en sus virtudes y sus defectos, con la fuerza necesaria para atrapar desde el primer momento.


La trama es muy sólida y las piezas encajan perfectamente, sin ser demasiado compleja ni densa. Los giros argumentales no son nada rebuscados y el foco se centra más en los personajes y sus reacciones, que en lanzar un mensaje político o vuelcos pretenciosos en los acontecimientos.

El reparto es otro punto a tener en cuenta en Berlín Station. Un cuadro de actores que no se pueden definir como primeros espadas pero sí de caras conocidas en el panorama TV con tirón y mucho carisma. Otro aspecto que funciona más que bien. 

Estamos ante una serie que reúne los ingredientes básicos para gustar: buen reparto (con actores conocidos del mundo de la TV), una trama consistente y ambientación de lujo. Buen producto  en el maremagnum de serie que nos "asola" hoy en día.