viernes, 29 de diciembre de 2017

SOLO ANTE: "THE LAST JEDI" (1 de 2)

Este nuevo post va dedicado a uno de los estrenos del año: The Last Jedi. La segunda peli de la nueva trilogía de Star Wars ya está en los cines y voy a arriesgarme a hacer una reseña más completa de lo habitual (e intentar no liarme mucho). 

Antes de empezar, creo que es importante aclarar algo importante: cuando vas a ver un film de Star Wars es imposible no comparar con otros de la saga y su "mitología". En un Universo tan especial y con tanto bagaje eso es algo que se va a dar sí o sí, con todo lo que conlleva de cara a hacer una critica que sea "neutral"...

Parto de la base que en todo está inventado y que exigir originalidad es absurdo porque si se hace algo rompedor, los fieles de la franquicia van a ser los primeros en "reventar con todo" y poner el grito en el cielo. Realmente es muy complicado ser original y fiel, arriesgado pero respetuoso, etc. Es un juego de equilibrios que rara vez acaba bien.

Luego tenemos el "problema" de las tramas y la credibilidad de las mismas. En este sentido, sí que hay que reconocer que las nuevas películas (las 2 estrenadas hasta ahora) tienen lo que podríamos llamar lagunas o puntos negros que son complicados de digerir. Eso es así, pero tampoco es nuevo ni en el cine actual ni en el Universo Star Wars. Puestos a ser quisquillosos, la primera trilogía de La Guerra de las Galaxias estaba plagadas de aspectos cogidos con alfileres y giros alocados y sin mucho sentido. Eran filmes en los que ese aspecto era algo menor o secundario, siendo la misma historia y los personajes lo realmente decisivo.


En resumen: revivir la saga tantos años después tiene el problema del peso del pasado, con todo lo que eso supone. Dejar contentos a todos es imposible; ser originales y fieles al mismo tiempo, una quimera. Pero dentro de los limites de lo "posible" hay matices... Vamos con ellos. 

Voy a ordenar las ideas en tres aspectos: la peli en su conjunto, la peli como parte de una saga y los personajes.

La película: para mi, The Last Jedi funciona como película, hablando globalmente. No es un film redondo, pero sí tiene lo necesario para entretener y enganchar. Le sobra metraje pero tiene lo necesario para cuajar, con sus peros y sus "cagadas", por supuesto. 

Es rápida y entretiene. Punto, pelota. No es una maravilla, no es lo mejor de lo mejor, pero tiene punch y en algunos aspectos supera la media. En otros se queda a medio camino y si nos ponemos puntilloso con el argumento, lo mejor es que no vayamos al cine porque es un mal endémico del cine de masas actual.

Es importante que tengamos en cuenta que hablamos de cine fantástico y de Ci-FI, algo que no exime a los guionistas de sus errores, pero que puede justificar el por qué de algunos aspectos poco creíbles de la historia. Ahí cada uno, que saque sus propias conclusiones. 

La peli como parte de la saga: Como capítulo de la saga, The last Jedi también funciona. Huye del homenaje facilón y es valiente al apostar por nuevos personajes de Star Wars, intentando afianzar una nueva iconografia. Se apoya en el pasado, hace grandes y buenos homenajes y bromas, pero al mismo tiempo es capaz de captar la esencia de la saga explorando nuevos caminos (sin saltar la banca). 

Hay partes del film que son algo aburridas, que no aportan nada. Los guionistas no se han estrujado el coco, pero si analizamos las trilogía original, esto se podría definir como una vuelta al pasado: idas y venidas y vueltas de tuerca acerca de una historia principal muy primaria (simple, si se quiere). La trama como excusa para el desarrollo (y lucimiento) de los personajes y poco más...

También se ha criticado el tono "infantil" de la peli. No creo que sea una película para niños, ni mucho menos. Tampoco creo que la trilogía original fuera para niños, pero no era claramente, cine de adultos. Eran filmes para todos los públicos, muy comerciales y compresibles para todas las edades. En esas, se recupera esa sensación de aventura, rizando el rizo en muchos momentos, pero manteniendo su identidad de producto de masas.

Es cierto que hay humor, algo que ya había en las primera pelis. Quizás hay demasiadas bromas, algunas que resultan fuera de lugar. Pero la mayoría de las situaciones son perfectamente acorde con lo que ha sido siempre Star Wars, y solo hay que volver a ver las primeras películas para comprobarlo.

También hay homenajes, pero no es una película-homenaje (como fuera la anterior de esta tanda). Tiene referencias, etc. pero no son la esencia del film, si no un aspecto secundario. Incluso hay partes que ser "burlan" del pasado, como queriendo romper con el lastre y explorar nuevos caminos (aunque sean viejos, pero tratados de una forma novedosa).

Siempre habrá gente que sea más papista que el Papa, que se ponga muy nerviosa con las novedades y algunas salidas del dogma de fe. En este sentido es normal que cada nueva andanada genera criticas y alabanzas, analizando las cosas con un sesgo que muchas veces está cargado de prejuicios y de nostalgia. Que si Luke no es Luke (discutible, porque el personaje ya no es un crío y habrá cambiado), que los poderes de Leia son excesivos (nunca se han determinado los limites de la fuerza), etc. Es lo que hay.


Para terminar hay dos aspectos que se introducen en la película de forma muy evidente: la protección de la fauna/ecologismo (en la parte del casino) y el "pacifismo" (con el personaje de Benicio Del Toro, un contrabandista de armas). Son dos temas que no aportan mucho y están tratados de forma un tanto ingenua, sobre todo el de las armas y el de "toda la violencia es mala". Esto último es discutible porque en Star Wars si algo hay es una férrea línea divisoria entre el Bien y el Mal, con pocos matices y dejando claro que el lado luminoso no es equidistante con el lado oscuro (Resistencia/Imperio). No comprendo qué se pretendía, pero el resultado no suma nada nuevo ni se justifica demasiado.

En definitiva, me parece una buena peli, con algunos peros o aspectos muy mejorables pero acorde con el espitiru de la franquicia, con momentos muy buenos y muy aventurera. Aporta frescura y un aire de ruptura que le viene de cine a la franquicia.










lunes, 25 de diciembre de 2017

SOLO ANTE... "BERLIN STATION" (Temporada 2)

Tras la entrega inicial de Berlin Station (BS), llegaba a la "mesa" la segunda temporada. Buena oportunidad para saber si los creadores de la serie eran capaces de mantener el excelente nivel visto en la primera tanda de episodios...

La CIA descubre las intenciones de un grupo de ultra-derecha, que pretende llevar a cabo un atentado antes de las elecciones alemanas. El asunto se complica cuando se descubre la relación de ese grupo con un partido político emergente, cuya líder parece estar dispuesta a todo por ganar a sus rivales. 

En la oficina de la CIA situada en Berlin, el equipo se pone en marcha para impedir el atentado. Para ello no tendrán otro remedio que acudir al antiguo agente (ahora retirado) Hecto DeJean. El bueno de Hector tendrá que salir a la palestra, sacando a la luz acontecimientos oscuros del pasado más reciente...

Valoración

Tras la gran temporada inicial de Berlin Station era bastante predecible un bajón. Y así ha sido: los nuevos episodios son bastante buenos, pero flojean en algunos aspectos y el resultado final es peor de lo esperado. 

La historia presentada es bastante interesante, pero tiene algunos fallos y aspectos poco consistentes. Hay algunas fases que se resuelven de forma precipitada, mientras que otras se mantienen en el tiempo sin aportar nada.

Un ejemplo es la poco creíble situación (SPOILER) en la que De Jean se ve en la tesitura de asesinar a la candidata del partido ultra, algo que pega muy poco con el personaje y su trayectoria en las serie. Es una situación tan poco creíble como inconexa con el resto de la historia. 

Obviando estos "descuidos" de guión (que yo achacaría a cierta desidia por parte de los guionistas), Berlin Station sigue teniendo ingredientes suficientes para salir airosa: repiten los grandes personajes de BS1, todos con un carisma enorme. Todos están muy bien dibujados y siguen teniendo interés y profundidad. Aunque las tramas flojean un poco, consiguen mantenerte enganchado a la pantalla. Las señas de identidad siguen estando presentes y todo funciona más o menos bien, aunque sin la brillantez y el gran pulso de la temporada 1. 

Berlin Station 2 es un buen ejemplo de que hay series que podrían tener una sola temporada perfectamente, sin la necesidad de tener una continuación. Y es que a veces se cumple con creces esa máxima de que lo bueno, si breve, dos veces bueno.


martes, 19 de diciembre de 2017

SOLO ANTE... "MARTE ROJO" (Literatura CI-FI)

En la sección de libros, hoy os voy a hablar de Marte Rojo, una novela de Ciencia Ficción apasionante y que es la primera parte de una trilogía que completan Marte Verde y Marte Azul.

Marte Rojo nos cuenta la historia de Los 100 un grupo de personas que son enviadas a Marte con la misión de crear una colonia estable en el planeta rojo. Son los elegidos entre una amplia gama de profesiones adecuadas para desarrollar la idea de crear un nuevo hogar para el Ser Humano. 

Una vez en su destino, Los 100 comenzarán a llevar a cabo su misión, pero pronto comenzarán los problemas: choques de egos, diferencias políticas, dilemas científicos, etc. Todo ello acabará por convertir el sueño en algo muy distinto de lo esperado...



Valoración: 

Adentrarse en Marte Rojo es hacer un tour de force por una narración compleja y densa. El inicio de la novela es más ligero, pero pronto entramos en harina y asistimos a un relato en el que los acontecimientos se desarrollan a una velocidad vertiginosa, sin apenas respiro. La información y hechos se acumulan y la sensación que deja es apabullante. 

Estamos ante una obra muy ambiciosa y con numerosas aristas. Los personajes de la novela son complejos y están retratados con una certeza tremenda. Así, las diferencias pronto surgen y se crean los "bandos": unos pretenden quieren cambiar Marte a imagen y semejanza de la Tierra, mientras que otros pretenden crear un nuevo orden en el planeta, ajeno a la corrupción y decadencia de su lugar de origen. El conflicto está servido.

El ingrediente político es uno de los pilares de la historia. Los debates y conflictos terranos se trasladan a la nueva colonia, de forma que el fanatismo aparecerá muy pronto. La religión también está presente, aunque en menor medida que el elemento político.

El Plantea Rojo está en el centro de todo (como el verdadero protagonista) y se convierte en una suerte de testigo que asiste a las vivencias de los personajes y a las "huellas" que van dejando a su paso (en las personas y el propio planeta). Es un planeta vivo, al que el autor sabe dotar de una presencia y un poder enormes. 

La crónica de la conquista es fascinante. La "creación" del nuevo planeta está narrada con mucha pasión, algo que te engancha de forma inevitable. No en vano el planeta Marte ha sido siempre un lugar rodeado de misterio y romanticismo y pocas novelas se atreven a explorar sus recovecos de una forma tan ambiciosa y pormenorizada, arrollando a la imaginación con conceptos novedosos y muy sugerentes. 

Este libro se también se puede entender como una especie de compendio de las relaciones humanas, así como de dilemas morales, todo ello "adornado" con explicaciones técnicas relacionados con colonización de un entorno hostil (explicaciones que, en ocasiones, pueden resultar algo aburridas).

Hay partes de la novela que pueden resultar algo cargantes, casi como divagaciones del propio autor sobre temas muy variados. Puede ser un punto menos fuerte de la narración, pero son los que dotan de una personalidad única a la novela y aportan una sensación de "amplitud" de miras que es de agradecer. 

Estamos pues ante una obra de lectura complicada, no apta para todos los públicos pero muy adictiva. Ciencia Ficción de la buena que gustará mucho a los fans del género pero también a los fieles a la aventura y las grandes epopeyas. 




SOLO ANTE... "PEAKY BLINDERS" (3ª Temporada)

Tras salir airosos de su lucha contra la banda de Sabini, los Peaky se enfrentan a un nuevo desafío: expandir su negocio esquivando a sus no pocos enemigos.

Thomas está en manos del gobierno (debido a los acontecimientos de la temporada anterior) y por eso se ven inmerso en el conflicto existente entre los aliados rusos del Reino Unido y el nuevo estado revolucionado de la Unión Soviética. En esa tesitura, los Peaky son la pieza clave en un complot que busca involucrar a Inglaterra en la lucha contra los comunistas, que son vistos como un peligro para el estilo de vida capitalista establecido. 


En juego de poderes está servido y la familia Shleby sufrirá no pocas dificultades de las que deberá salir como buenamente pueda...

Valoración

Esta nueva tanda de episodios marca un cambio de ritmo en la serie. Entramos, por así decirlo, en una nueva dimensión, pasando de las tramas más "cercanas" y locales al mundo complejo del espionaje internacional, los líos políticos, etc. Sin olvidar la esencia de la serie y de los personajes pero con un aire más "cool" e internacional. 

Este viraje de la serie no rompe definitivamente con lo anterior y forma parte de una evolución "lógica" en la vida de la familia, que ha pasado de ser un grupo de raterillos de barrio a tener un enorme poder e influencia. Los limites del barrio se quedaban pequeños y la historia pedía otros escenarios. 


El resultado es solvente. La historia de espías se sostiene y se desarrolla con acierto, alejándose de complejidades para centrarse en los personajes y en el estilo narrativo (brillante, como siempre). 

Los creadores de Peaky siguen centrándose en los personajes, explorando en las profundidades de cada uno de ellos. Vemos un Thomas más humano, trastornado y con alguna que otra debilidad (al fin ofreciendo otro registro del personaje). A su alrededor, como siempre, su "disfuncional" familia, con mil y un traumas por resolver. 

Una de los aspectos que mejor funciona de esta producción es la compenetración que existe entre los protagonistas, que dan el pego como "familia unida" a la perfección. Hay mucho feeling entre los actores y eso es algo que se deja sentir en el resultado final.

En resumen, hablamos de un cambio de escenario de las andanzas de los Shelby, con una trama interesante narrada con maestría. La imagen, la recreación de la época y el estilo narrativo es impecable. En eso es muy complicado ver otra serie con tanta elegancia y "flow". 3ª temporada en la línea de las anteriores: calidad, buenas interpretaciones y estilazo. 

viernes, 15 de diciembre de 2017

SOLO ANTE "PEAKY BLINDERS" (2ª temporada))

Tras los acontecimientos de la primera temporada (en la que los Shelby salían airosos de sus múltiples problemas), empieza una nueva aventura de los temibles Peaky Blinders: 

Thomas ha decidido ampliar el negocio y fija sus miras en Londres. Allí hay una guerra de bandas italianas y judías de la que el joven quiere sacar partido, tomando parte activa por uno de los bandos. Sin embargo, eso tendrá unas consecuencias directas y terribles para la familia...


Además, y por si fuera poco, reaparece en escena el agente de la Ley Chestar Campbell (Sam Neill), que se las tuviera con la banda en la anterior entrega y que tiene muchas ganas de revancha (por varias razones). Ahora su poder es mayor, así como sus ansias de venganza.

Valoración:

En esta segunda temporada, la serie explora los mismos caminos que la anterior, ahondando en sus puntos fuertes: los actores (sobre todo el prota), la imagen y las tramas netamente "gangsteriles"... Todo más o menos en la misma línea que en la entrega anterior de Peaky.

Además de lo anterior, tenemos la aparición estelar del actor Tom Hardy, haciendo de lo que mejor sabe hacer (de macarra). Es un tipo que me gusta bastante como interprete, y esta serie le viene al pelo para dar su "do de pecho". Su aparición aporta frescura y un toque diferente.


Tengo que hacer referencia a un personaje importante en Peaky y del que no había hablado: Poly Gray, la tía de Tommy y única mujer de la familia. Está más que dignamente interpretada por la actriz Helen McCRory, que da una replica muy potente (casi la única) a Cillian Murphy. Ademas, su importancia va creciendo poco a poco, cobrando más interés y profundidad.

También crece el personaje Arthur, el hermano "loco" de Thomas, que se vuelve cada día más incontrolable. En este sentido, es interesante la labor de los guionistas en aras de dar complejidad a las tramas familiares, explorando (con acierto) en las entrañas de la misma...

El resto del "contexto" sigue igual a la primera temporada. La serie no arriesga demasiado, si no que se gusta en su "clasicismo". No es una serie experimental ni quiere serlo, si no que busca la sencillez y las tramas en las que no hay apenas recovecos.

Peaky no exige grandes esfuerzos intelectuales, eso es evidente. Es una apuesta sobre seguro, con elementos muy reconocibles del cine de gangsters. Su gran virtud es la elegancia y la sobriedad (estilisticamente no se le puede poner ningún pero, que no es poco. Sin embargo en esta temporada se ven aspectos que mejoran el nivel, como es el crecimiento de algunos personajes, más profundidad en las tramas (sobre todo las políticas, que son más complejas, etc.). Todo ello rodado con una maestría más que notable y un ritmo endiablado.

Esta temporada 2 es, en líneas generales, más redonda que la primera. Es muy compacta, las piezas encajan mejor, además de presentar tramas más sólidas y complejas. Una muy buena tanda de episodios que deja con ganas de más y que mejora el producto.






viernes, 8 de diciembre de 2017

SOLO ANTE... "PEAKY BLINDERS" (1ª temporada)

Recupero para el blog una de las series de referencia de los últimos tiempos: Peaky Blinders. Se trata de una serie británica de temática "criminal/bajos fondos" que va por la 3ª temporada y que ha recibido muy buenas criticas. 

Peaky narra las peripecias de un grupo familiar de delincuentes de los bajos fondos en la Inglaterra de los años 20 (del siglo XX). Se trata de una banda de mafiosos de medio pelo cuyo líder, Thomas, pretende ampliar el negocio. Es un joven ambicioso y muy inteligente aunque arrastra un trauma enorme debido a su pasado como soldado en la I Guerra Mundial.

El intento de expansión de Thomas chocará con la obvia oposición de las autoridades y de otras bandas rivales, con las que tendrá que lidiar para subir escalones en la trama criminal de Birmingham.


La primera temporada cuenta cómo Thomas se "encuentra" por casualidad con un cargamento de armas, algo que pone en alerta al gobierno, que enviará a un agente especial (Sam Neill) para hacerse con el arsenal. El veterano agente no dejará títere con cabeza para lograr su objetivo, aunque chocará con la inteligencia del jefe de los Blinders...

Valoración: 

No cabe ninguna duda de que estamos ante un producto sumamente ambicioso y con una realización a lo grande. No se ha escatimado en recursos para presentar una versión de la época con todo lujo de detalles. El resultado es apabullante a nivel visual y en ese sentido pocos peros se pueden poner. 

La historia en sí no aporta nada nuevo. Una historia criminal que recuerda en algo a "El Padrino" y películas del gangsters al uso, con guiones bastante inteligentes y tramas con recovecos en las que las intrigas y los juegos de poder tienen un papel importante.


También se tocan, aunque sea de forma tangencial, temas sociales como la pobreza, desigualdad, etc. propias de la era industrial. Todos tienen su interés, aunque sean tratados sin demasiada profundidad ni complejidad.

A nivel actoral, destaca sobre manera la presencia de Cillian Murphy, que es la figura central de la historia en una serie que está hecha a su medida y en la que se luce a base de bien. Los actores de reparto lo hacen bastante bien, pero la estrella sin discusión es él y sólo él (algo que podría ser fatal para serie si no fuera porque hablamos de un pedazo de actor sin discusión).

Estamos, pues, ante un buen producto de entretenimiento, que sabe conjugar el aspecto comercial con el buen gusto. No llega al nivel de obra maestra (le falta un trecho), pero sí el de título muy lucido y que supera la nota media de muchas series del panorama actual. Buena apuesta.


martes, 5 de diciembre de 2017

SOLO ANTE... "GODLESS" (FINAL)

Cuando comencé a ver Godless no las tenía todas conmigo sobre lo que me iba a encontrar, pero una vez finalizada esta miniserie tengo que decir que es de lo mejor que he "catado" en los últimos tiempos. Vamos con el resumen y la valoración:

La trama de esta miniserie ha girado en torno a un tema recurrente en el cine del Oeste: la venganza. Ese era el punto de partida, pero, a partir de él, la mini ha seguido varios "caminos", a cada cual más interesante y bien reflejado.

En realizad esa revancha del "padre" (Griffin) contra el "hijo" (Goode), no es más que una excusa para presentar a una variedad de personajes, cada cual más rico y complejo. Todos tienen algo que contarnos, un bagaje detrás que los hace afines en el "entorno" hostil en el que viven (o malviven).


A través de unos flashbacks perfectamente engarzados, vamos a ir conociendo el pasado de cada uno de los protagonistas, encajando perfectamente las piezas: la relación de Frank Griffin (un inmenso Jeff Daniels) y su no-hijo Roy Goode, el pasado del Sheriff medio ciego Bill Mcnue (personaje que va creciendo a medida que avanza la serie, como todos los demás), el accidente de la mina que acaba con los hombres de La Belle... Y así se van desvelando los "misterios", de una forma lenta pero seguro y con un pulso excelente.



Es imposible no coger cariño a todos y todas los protagonistas. Cada uno en su dimensión, no hay ninguno/a que no destaque por algo, que no transmita algo. La maestría con la que son retratados es un aspecto que destaca por encima de todos los demás. 

Pero son los personajes femeninos los que toman un especial protagonismo en la serie. Mujeres de todo tipo que presentan una seña de identidad común: su fortaleza. Destacan especialmente los personajes de Michelle, la bella viuda que vive apartada de La Belle con sus caballos al cuidado de su hijo medio indio (que será un poco como el hijo de Goode); y Mery Agnes, la líder de las supervivientes del pueblo y una de las pocas para las que la muerte de su marido en la mina permitió "liberarse" y encontrar su verdadera personalidad en un mundo de hombres. 


Valoración final:

Una de las grandes virtudes de Godless es la de cambiar de ritmo cómo y cuando quiere, recurriendo a escenas que pueden parecer lentas pero están perfectamente justificadas (además de estar rodadas con una maestría excepcional). Es una serie de personajes y eso permite el fijarse en cada uno de ellos y "rebuscar" en su forma de ser, motivaciones, miserias, etc. para poder comprender el por qué y el cómo de cada uno de ellos y ellas. 

Es complicado encontrar productos tan desprovistos de efectismos y tan preocupados por contar las cosas sin prisas pero sin pausas, huyendo, además, de cualquier tipo de pretenciosidad. En ese sentido, los creadores de esta "mini" logran el equilibrio casi perfecto entre esos ingredientes, sin restar un ápice de espectacularidad al resultado final.

En definitiva, Godless es uno de los mejores títulos que he visionado en mucho tiempo. Una serie entretenida, muy bien contada y con una tremenda sensibilidad para dibujar a los personajes. Y eso sin obviar en ningún momento, el género al que hace referencia. Un título digno de ver y de degustar en cada uno de sus detalles. Una pasada.









miércoles, 29 de noviembre de 2017

SOLO ANTE... "GODLESS" (miniserie)

Llega otra Miniserie de marras. Esta vez os voy a hablar de Goless, una producción del Oeste de Netflix: 

Godless se sitúa en el Lejano Oeste yanqui y cuenta la historia de un malvado "cuatrero" que busca a un traidor ex-miembro de su banda que le ha robado parte de un botín. El ladrón huye con la pasta y acaba en un particular poblado en el que un accidente ha exterminado a la mayoría de los hombres y sólo han quedado las mujeres, que se tendrán que buscar la vida como buenamente puedan...


Jeff Daniels es el actor que da vida al villano de la historia, un tipo cruel y despiadado que no deja títere con cabeza allá por donde va. Un actorazo que ha sabido envejecer muy bien y abordar papeles de muy diversa ralea con mucha solvencia. Un punto en el haber de la serie. 

La trama de la serie suena un poco a tópico del género, aderezado con una de "buenos muy buenos y malos muy malos", renegados, bandidos, mujeres fuertes y solas, etc. Nada que no hayamos visto pero con la pinta de que se han dejado el dinero para hacer algo grande y con gusto. 

Los primeros episodios son puro Western y tienen muy buen ritmo. En el inicial hay muchos tiros, acción, persecuciones. etc. Como espectáculo televisivo están más que logrados y enganchan bastante (sobre todo si eres fan del género). En el segundo se abarcan aspectos más personales de cada uno de los protagonistas (en una serie que es coral), ahondando en el pasado de todos ellos (y ellas) con acierto.


Pero es el tercer capitulo el que marca claramente las distancias con productos "al uso" de la TV actual. Se trata de un episodio pausado en el que nos adentramos en el interior de los protagonistas, con una serie de escenas que podrían resultar aburridas si no estuvieran tan bien hechas y transmitieran tantos matices. Para muchas personas puede resultar un "rollo" pero en mi opinión son este tipo de aspectos los que hacen que una serie sea una más o aporte cosas diferentes...

Hay varios "frentes" que se tocan en la serie: el de la propia esencia humana (y del mal), el papel de las mujeres en esa época (y en todas), la ambición, etc. Tampoco falta el humor negro y algunas escenas duras y que obligan a apartar la mirada, algo lógico al hablar de una época violenta y cruel.

Buena propuesta esta miniserie ambientada en el famoso Far West. Ojalá mantenga el nivel hasta el final... 

martes, 28 de noviembre de 2017

SOLO ANTE... "GUNPOWDER" (FINAL)

Una vez finalizada la miniserie Gunpowder, toca hacer balance de la misma: 

Tras un primer episodio de "calentamiento", la trama entra rapidamente en "harina" y de tal guisa los rebeldes contrarios a la corona siguen con sus planes para volar el Parlamento y restaurar la monarquía católica. Este plan tan radical contará con la oposición del padre Garnet (al que da vida el gran Peter Mullan), que no está a favor del uso de la violencia. 

Pero la determinación de Robert Catesby (Kit Harington) es absoluta y quiere llevar su plan hasta las últimas consecuencias. Para ello reúne un grupo de fieles dispuestos a todo. Sus planes, sin embargo, chocarán con la astucia de sus rivales (sobre todo, Robert Cecil, el consejero del Rey), llegando a un punto de no retorno...

Valoración: 

Gunpowder cuenta con un gran reparto, encabezado por Peter Mullan y Mark Gattis, dos actores de mucho tronío. También destacan Liv Tyler (que ha pasado a interpretar papeles más "serios" en los últimos años, sin hacerlo nada mal) y el bueno de Kit Harrigton, que hace un buen trabajo en su registro, eso sí, de la serie Juego de Tronos (muy atormentado, el chaval).


La trama bastante entretenida y que no se pierde en detalles inocuos si no que va al grano desde el minuto uno, resultando muy amena.

La recreación histórica es notable, con unos escenarios ricos en detalles y que te transportan al pasado. También crean una atmósfera adecuada a la historia: tétrica y oscura, como la época que representa. Apuesta muy ambiciosa.

Destaca también la dureza de algunas escenas. Los creadores de la serie no han escatimado en sangre ni en mostrar escenas de tortura, etc. algo que puede que no sea necesario pero que tampoco hay por qué ocultar. 

El mundillo de las "minis" está dejando muy buenos productos en los últimos ellos, y Gunpowder es uno de ellos. Le queda un peldaño para llegar al sobresaliente, pero aún así entretiene un rato y deja buenas sensaciones.  

jueves, 23 de noviembre de 2017

SOLO ANTE... "LA LIGA DE LA JUSTICIA"

Hoy os traigo una reseña de la "Liga de la Justicia", la gran peli de la franquicia DC que quiere competir con el éxito de Marvel en los últimos tiempos: 

Antes de nada aclarar que nunca he sido un gran fan del Universo DC. Me gustan Batman y Superman (de hecho tengo bastantes tebeos de estos personajes) y Wonder Woman siempre me ha parecido un personaje interesante (y poco explorado), pero más allá de eso he sido siempre mucho más fan de Marvel, su eterna competidora. 



En el ámbito de la gran pantalla, hasta ahora DC ha estado muy por debajo, yendo a rebufo de los éxitos de la otra gran editorial americana de cómics. Sólo Batman ha podido hacerles frente, sobre todo con la ya famosa trilogía de Nolan (que tampoco me enamoró) y poco más...

Ahora llega este intento "a los grande" de intentar un "tú a tú" con la Casa de las Ideas, una apuesta arriesgada y que ha pasado por no pocos problemas de todo tipo: 

La premisa argumental de La Liga no brilla por su valentía. Es más, es lo más predecible del mundo, siguiendo, paso a paso, los tópicos del mundo del cómic (exportados al cine con bastante similitud): grupo de superheroes unidos por la "fuerza", ante una amenaza magnifica que pretende destruir el mundo. Unos aceptan de buena gana y otros son más reticentes, pero acaban por "tragar" y se unen para un fin común. 

Antes del encuentro, no puede faltar el malentendido de rigor que lleva a los héroes a darse de piños y probar sus fuerzas. Típico y tópico, pero "necesario" si no queremos enfadar a los "dioses" de los lugares comunes de ese género tan particular que es de los superhéroes. Cumple con el rito. 

Como tampoco esperaba demasiada originalidad en el desarrollo y desenlace de la historia (que es predecible a más no poder), vamos a repasar el "cómo": 



Presentación de los personajes: confusa en algunos casos, como el de Aquaman, que no se sabe bien de dónde sale y si es bueno o malo, qué quiere o qué pretende y cual es su origen. De andar por casa la de Flash (ni fu ni fa), que se convierte, de forma descarada, en secundario gracioso que hace un poco de bufón y aporta el tono cómico que necesitaba la cinta como el comer (aunque resulte forzado). Aburrido el de Cyborg (personaje que no dice demasiado)... Los demás, Batman, Superman y Wonder Girl, no necesitaban presentación alguna.

Una vez terminada la puesta en escena, se desarrolla una trama simplona en la que se intentan introducir elementos "diferenciales" que no aportan nada. Es el caso de la absurda confusión que se da entre los soldados de Steppenwolf y Batman, en un intento por poner en duda al héroe e introducir algo de misterio y que se olvida en 5 minutos.

Hay otros aspectos del guión que darían para dar de collejas a los guionistas (o lo que sea), pero prefiero centrarme en los detalles más salvables de la peli. Y son: sin duda la "vuelta" de Superman, que queda reflejada con bastante acierto, dejando de lado que Henry Cavyll es un Superman muy potente. El actor se ha hecho con el personaje y aporta la grandeza y el carisma que no tienen otros, siendo uno de los puntos aceptables del film. 



Luego tenemos a Gal Gadot, que es una Wonder Woman que lo peta, como suele decirse. Aporta fuerza y carisma, siendo una Wonder Woman de mucho peso y que llena, en parte, los agujeros que deja el guión. La otra gran noticia de la peli (y del Universo DC, en general).  

El bueno de Ben Affleck hace lo que puede. No es el Batman ideal, pero creo que muchas de las criticas que ha recibido son injustas, o venían "de serie" antes de vestirse el traje. En La Liga vuelve a cumplir y poco más. 

El resto del reparto es aseado, con un Jason Momoa que "revisa" al personaje de Aquaman con mucho acierto, aunque no se saque mucho provecho al héroe (el "renegado" del grupo")... Se podría haber hecho mucho más con él. 

Ezra Miller es un Flash divertido y entrañable, aunque es evidente que lo han metido con el fin casi único de poner un toque cómico. Aparte de eso, aporta poco (además de Ray Fisher, cuyo Cyborg está ahí porque tiene que haber de todo). 

RESUMEN

Guión muy flojo, reparto en el que destacan Gadot y Cavyll de forma apabullante y acción en dosis no demasiado cargantes (el hecho de que el metraje no supere las 2 horas es un plus). Y poco más que destacar en un producto de masas con el que DC no ha logrado acercarse al éxito de Marvel y sus Vengadores. No es un desastre total de película pero...

Lo más positivo es que, sentadas las bases del Universo DC, ahora es más sencillo que salgan películas algo más redondas. Empeorar es complicado y hay mimbres (sobre todo con Superman y Wonder Woman) para hacer productos más potables en el futuro. 

NOTA: UN 6,5. 






miércoles, 22 de noviembre de 2017

SOLO ANTE... "GUNPOWDER" (miniserie)

Los que seguís este blog podéis intuir que me encantan las series históricas. Bien, pues hoy os traigo una "mini" de época que promete mucho bastante...

Gunpowder narra las desventuras de una familia católica durante los conflictos religiosos que hubo en Inlaterra allá por el siglo XVI (si no me equivoco), en los que la Reforma transformó en herejes a todos los católicos (o papistas), los cuales fueron perseguidos hasta la saciedad. Esta "limpieza" dio lugar a muchas injusticias y en no pocas ocasiones escondía intereses que iban más allá de lo meramente espiritual. 

En ese contexto, la serie nos cuenta la caída en desgracia de una familia noble, que ve como todo su mundo se desmorona por el simple hecho de ser católica. El Rey, influenciado por algunos de sus consejeros, inicia una caza de brujas por todo el país, algo que crea el caldo de cultivo para una rebelión en toda regla. 


El prota de la serie es el joven viudo, cabeza visible de esta familia de nobleza. El actor que le da vida no es otro que el muy de moda Kit Harrington, al que últimamente podemos ver en muchas producciones ajenas a la serie Juego de Tronos. En este caso su papel es bastante similar (del mismo corte) a los que viene haciendo años atrás: chico de aire atormentado pero valiente, enfrentado a mil una desgracias. Nada nuevo. 

El bueno de Kit es una de las bazas de esta producción, pero hay otras: la recreación de la época es muy ambiciosa, tenemos un gran elenco de actores, una historia interesante y con recovecos... No pocos atractivos para una serie que tiene el sabor de las mejores producciones del cine y que tiene muchos ingredientes para gustar. 



martes, 21 de noviembre de 2017

SOLO ANTE... "BERLIN STATION" (2º TEMPORADA ampliado)

Vamos con más de Berlin Station segunda entrega:

Los primeros capítulos de esta temporada de Berlin Station me han dejado un sabor de boca agridulce. Por un lado se ven las señas de identidad de la primera entrega de la serie, que siguen funcionando bastante bien. A saber: unos personajes que atrapan, ritmo endiablado, tramas adictivas, diálogos punzantes... Todo aparece igualmente pero...

Si bien los ingredientes de la anterior entrega están ahí, la proporción en la que se presentan es desigual. Tenemos mucha más "ración" de personajes en detrimento de la trama, algo que cambia con respecto de la primera temporada. La historia es algo más de andar por casa y se presenta de una forma más torpe y menos sutil, como si los creadores de la serie hubieran perdido poco tiempo en crear un contexto para dar paso a los protagonistas, en una apuesta por el camino más rápido.


Da la sensación de que la 2ª temporada ha sido preparada de forma más precipitada que la inicial, perdiendo gran parte de la "gracia" de esta. La historia de los nazis y el partido de ultraderecha es más bien tangencial, como una plataforma sobre la que se mueven los protas y poco más. Y es una pena porque la idea era muy buena y daba para bastante más. 

Además de esto, los propios personajes han perdido algo de chispa. Se echa de menos la frescura de los primeros tiempos, algo que quizás tiene que ver con el menor cuidado que se ha puesto en el guión de esta entrega...

Estos detalles no estropean del todo la cosa. Por ejemplo, el episodio 5 supone un punto de inflexión en la historia y nos trae las mejores esencias de Berlin Station: giro argumental y un dinamismo complicado de encontrar en la mayoría de las series actuales (dejando de lado que la importancia de las acciones de los personajes adquiere una nueva dimensión, añadiendo el mejor toque de espías y alta política por parte de los guionistas) 

Hasta que termine esta tanda de episodios y pueda valorar todos en conjunto, esta segunda entrega me ha parecido menos lograda y trabajada. Los creadores han querido ir demasiado al grano, olvidando esos detalles que hicieron de Berlin Station 1 una "miniserie" redonda. Hay que esperar para saber si en los capitulos finales esto se arregla de alguna manera. 


jueves, 16 de noviembre de 2017

SOLO ANTE... "BERLIN STATION" (2ª Temporada)

Después de la gran impresión que me dejó la serie "Berlin Station" se nos viene la 2ª temporada, una muy buena noticia para los que disfrutamos con esta buena historia de espías... 

Lo cierto es que no me esperaba una continuación de Berlin Station, ya que la excelente primera entrega tuvo un desenlace bastante "cerrado" y sin una continuidad clara. Sin embargo sus creadores no han sido capaces de renunciar a seguir sacando provecho del éxito y han decidido continuar con las aventuras de la "estación de espionaje USA" en Berlin (algo que el tiempo dirá si es bueno o malo).


En esta nueva trama el tema central va a ser más político: Daniel Miller se infiltra en una organización neonazi que está detrás de un partido de ultraderecha con mucho tirón popular. El espionaje USA cree que la organización paramilitar detrás de ese partido quiere cometer atentados, por lo que el bueno de Daniel deberá averiguar hasta donde llevan sus planes. 

Por otro lado lado tenemos una nueva jefa en la oficina de Berlin. Es una mujer de armas tomar y desde el principio tomará decisiones arriesgadas (como no informar de la infiltración de su mejor agente, etc.) y enfrentarse al nuevo embajador de los EEUU en Alemania...



Valoración: 

Pinta muy bien esta segunda temporada de Berlin Station. Los personajes que me encandilaron en la primera vuelven con toda su fuerza y la trama promete bastante (aunque el tema neonazi sea bastante recurrente). 

Los ingredientes de la anterior tanda de episodios vuelven a estar presentes: suspense, acción, enredos políticos, personajes que juegan a varias bandas, política, etc. toda una amalgama de temas que, bien dosificados, funciona a la perfección. 

Regresa una de las mejores series del momento. Diferente en muchos sentidos y un soplo de aire fresco digno de ver. A disfrutar. 

martes, 14 de noviembre de 2017

SOLO ANTE... LA SERIE DE "EL SEÑOR DE LOS ANILLOS" PARECE UN HECHO

Parece que ya es un hecho: tendremos una serie de "El Señor de los Anillos" en breve. Una buena noticia para los fans de la fantasía heroíca (y de Universo Tolkien) que abre un nuevo e interesante panorama en el mundo de las grandes producciones de TV.

La noticia es esperanzadora pero también conlleva dudas. Dudas que son legítimas, visto que algunas de las producciones de este género en la pequeña pantalla han sido un verdadero fiasco (algo que se puede extender a la Ciencia Ficción, un ramo muy castigado en este medio). Por eso siempre hay que coger este tipo de noticias con calzador...



Por otro lado, podemos ver el vaso medio lleno. En los últimos tiempos la televisión no ha rehuido de las grandes superproducciones al estilo del Cine. Lo hemos visto en series como Band of Brothers o The Pacific, que fueron enormes apuestas y funcionaron bastante bien a nivel de audiencias.

En el ámbito de la fantasía no ha habido intentonas de este estilo tan ambiciosas. La serie que más ha llegado a cuajar ha sido, sin duda, Juego de Tronos, que es un referente (el más evidente) de lo que hay que hacer para que la propuesta sea maedianamente decente. Luego ha habido algunos productos menores y bastante "cutres" que no llegaron a superar el corte. 

Juego de Tronos ha supuesto un antes y un después. porque ha demostrado que la Fantasía puede ser también accesible al gran mercado o la gran masa (como pasara, aunque en menor medida, con El Señor de los Anillos cine). Ya no es sólo algo apto para un grupo más o menos grande de "frikis" y ha conseguido superar la barrera de lo minoritario y casi marginal para llegar a una nueva dimensión. 


Estamos, pues, de enhorabuena. Puede que estemos ante una nueva era de series de Fantasía que llenen el vacío que dejará Juego de Tronos y que abran, aún más, el abánico de temáticas. Ojalá sea así...


domingo, 12 de noviembre de 2017

SOLO ANTE... "THE WALKING DEAD" (inicio 8ª temp.)

Ya está de vuelta The Walking Dead, una de las series más comentadas por este blog. Y vuelve por "todo lo alto", en plena guerra de "buenos y malos" que promete ser de órdago...

Tras los meses de espera, la serie recupera pronto el ritmo de la acción, quizás con demasiado énfasis. Digo esto porque se nos ofrecen varios escenarios o frentes de guerra muy de repente (sin refrescar la memoria) y eso provoca cierta confusión... Yo, al menos, tuve problemas para situarme en medio de los tiroteos y los mamporros, algo que se pudiera haber arreglado con una mínima explicación. 

Dejando de lado esto, los 3 primeros episodios se pueden resumir en pocas palabras: muchos tiros con alguna reflexión filosófica en medio (metida con calzador, eso sí). Con Negan y Rick como líderes de las dos facciones, enfrentados en una guerra sin cuartel. Tiros por aquí, tiros por allá con algún momento de calma metido con calzador y que resultan fuera de lugar.

Es cierto que el 3º mejora algo con respecto a los anteriores. Tenemos la muerte de uno de los protas (no de los personajes principales) y empiezan a pasar cosas interesantes. Se empiezan a notar también ciertas grietas entre los miembros del grupo de Rick: por un lado los que quieren cargarse sin miramientos a todos los Salvadores que vean (prisioneros incluidos) y por otro los que se muestran más compasivos (como Jysus).


Valoración:

Esta claro que esta temporada va a ser más movida, algo que se agradece. La anterior tuvo momentos demasiado lentos y hacía falta un cambio de ritmo. Toca saber si ese cambio se va a traducir en algo más que ruido y por fin veremos avances en la serie o tendremos más de lo mismo (con matices, pero más de lo mismo)...

Llegados a este punto es complicado saber hacia donde va a tirar The Walking Dead después de esta temporada... Tras años de éxito, da la sensación de que la receta empieza a agotarse, aunque haya aspectos de la serie que siguen funcionando y que la mantienen viva. Pero eso no es suficiente o puede terminar por agotar la receta del éxito de la franquicia.

El hecho de seguir la misma senda del cómic (que parece no tener visos de acabar en breve en los USA) hace que tenga dudas sobre las posibilidades de futuro de The Walking. Hace tiempo que las tramas y los personajes se han estancado en "más de lo mismo" y no hay apenas avances. Y es una pena, porque las posibilidades de una historia así son casi infinitas...


De momento, poco más se puede decir... Queda saber cómo resuelven la guerra y si quedará algo más que contar realmente trascendente. De momento, parece que los creadores de The Walking no tienen intención de acabar con la serie, por lo que podemos tener caminantes para unos cuantos años más. 



sábado, 11 de noviembre de 2017

SOLO ANTE: LA VUELTA DE "CORTO MALTÉS" (CÓMIC)

Ya ve siendo hora de que diversifique un poco en el blog. Después de mucho cine y muchas series, vamos a hablar de cómics, otra de mis grandes pasiones. Empezaré por la vuelta de todo un referente y un icono del mundo de la historieta: Corto Maltés.


Para los y las que no conozcan al personaje, decir que Corto fue creado hace unos 50 años por Hugo Pratt, un guionista y dibujante que se hizo famoso por sus cómics de aventuras. En estas historias mezclaba historia y ficción, creando un buen número de tebeos para el recuerdo. Entre sus creaciones destacó la de un desgarbado y misterioso marinero que surcaba los mares de todo el mundo en busca de riquezas y nuevas emociones.

Estas historietas fueron todo un éxito y Corto pasó a ser el arquetipo "cool" del héroe aventurero y bohemio, traspasando los límites de las viñetas para ser mucho más: el icono de toda una época. Sus historias eran multiculturales y multirraciales, exóticas, misteriosas... Lo tenían todo para llegar al corazón de miles de lectores de todo el mundo. 

Una de las constantes de estos tebeos es la aparición de personajes históricos de peso en el siglo XIX y XX, los cuales se convertirán en secundarios de lujo y amigos (o enemigos) del apuesto navegante maltés. Uno de las más destacados es el legendario monje Rasputín, que se convertirá en una suerte de compañero de desgracias del héroe, manteniendo con él una relación de amor y odio. Rasputín será un grano en el culo de compañero, pero acabarán por construir una gran amistad. 

Otro pilar de la serie es el misterio. Cada viaje de nuestro héroe está ligado a la búsqueda con lugares míticos, tesoros, objetos de poder, etc. Todo ello forma parte de la mitología del personaje, que busca en diferentes continentes la respuesta a enigmas con cientos (y miles) de años de antigüedad. 



Y luego tenemos al propio protagonista: un tipo sin patria y ataduras, nihilista, en muchos momentos cínico, nostálgico y un tanto anárquico, pero con un indudable buen fondo... Un compendio de rasgos psicológicos que hacen de Corto un personaje especial en todos los sentidos, con mil y un matices que Hugo Pratt supo explotar hasta la saciedad. 

Tras la muerte de Pratt parecía que no volveríamos a saber de Corto, pero afortunadamente en mundo del arte permite que sucedan milagros... Milagros como su resurrección a manos de dos prestigiosos autores: Juan Canales y Rubén Pellejero. Ambos se han atrevido a revivir el mito, con todo lo que ello conlleva. Un esfuerzo y una voluntad que nos ha devuelto la ilusión por Corto y su particular universo. 

Dos cómics después, se puede decir que, a pesar de que el listón estaba muy alto, estos dos geniales autores nos han devuelto al mejor Corto Naltés. Pronto os hablaré de esta e ilusionante nueva etapa del marinero maltés. 

jueves, 9 de noviembre de 2017

SOLO ANTE... "EL SECRETO DE MARROWBONE"

Suelo tener cuidadito cuando voy al cine ultimamente... El panorama cinematográfico no está para tirar cohetes, pero en este caso me arriesgué con una de "miedo" que viene con un aparataje de marketing bastante importante...

El secreto de Marrowbone no esconde en ningún momento las fuentes de las que bebe. Salta a la vista cuales son sus referencias y eso, al menos, nos pone sobre aviso acerca de lo que vamos a ver en la gran pantalla: terror de gran consumo con sustos, fantasmas, niños "perdidos", casa encantada, etc. 

Lo bueno de ir así de avisados al cine es que es complicado llevarte un gran fiasco. Sabes perfectamente lo que hay y en ese sentido esta peli no defrauda en absoluto: ofrece lo que promete y nadie podrá decir que no sabía lo que había. Luego llega la parte complicada: que el producto final sea algo más y aporte toques que marquen la diferencia. 

En esas, El Secreto es algo más que un refrito más o menos logrado de filmes anteriores del mismo ramo. Lo es porque tiene ingredientes de calidad para dejar una buen sabor de boca. A saber: un reparto estupendo, buen ritmo narrativo, bellos escenarios y, ante todo, buen sentido del gusto para no caer en la mediocridad, los clichés facilones, la ñoñería, etc.


Lejos de renegar de sus referentes más claros, la película no pretende inventar nada, si no contar las cosas con gusto y sensibilidad. También destacaría su clara intención de huir del terror más "clásico", acudiendo a lugares más cercanos al drama y al "cuento" familiar (logrando, por cierto, un buen equilibrio entre ambos), con toques de thriller. Un buen camino para conseguir su objetivo.

Buena parte del peso del film recae en un reparto de "niños" que lo hacen mejor que bien. El grupo de chavales crea entre sí una complicidad que hace que muy pronto te encariñes con ellos. Son, sin duda, el punto más sólido del film.

Así que puedo decir que el Secreto de Marrowbone me ha parecido una peli currada y con detalles para ser recordada. Sin efectismos, sin muchos alardes pero con sentido del gusto, que es algo que se ve muy poco en estos días en el mundo del cine. Una película hecha desde el cariño y en la que se nota el compromiso de sus creadores con lo que estaban haciendo. Merece la pena pagar por verla. 





 










lunes, 6 de noviembre de 2017

SÓLO ANTE... "CONQUISTADORES: ADVENTUM"

Buceando por la red de redes y un poco hastiado de tantas series "más de lo mismo", encontré esta "rareza" titulada "Conquistadores: Adventum". Se trata de una suerte de serie documental en la que se nos narran las aventuras y desventuras de Cristóbal Colón (& Cía) durante los primeros años del descubrimiento y conquista/saqueo de América.


Con una puesta en escena correcta, la trama se centra en esos primeros viajes de los colonizadores de América a tierras extrañas, reflejando de forma bastante potente la emoción y el miedo de los primeras avanzadillas de los europeos en el nuevo continente.

Lo que más me ha gustado de la serie ha sido sobre todo el pulso de la narración, que no se detiene en detalles demasiado "gafapastas" y va directa al grano, contando, muy por encima, las victorias y miserias de un grupo variopinto de "aventureros" que, a la postre, hicieron historia.

Los escenarios, la narración, las luchas, etc. La atmósfera en general es lo que mejor funciona en esta "Conquistadores". Una ambientación no exenta de grandeza pero que saca partido de sus evidentes limitaciones de producción (dinero manda) para ofrecer otro tipo de espectáculo (más intimista o centrado en los personajes y no en las grandes batallas o hechos).

Los personajes están bastante bien retratados: buen trabajo actoral para dar vida a una amplia amalgama de tipos "duros" -y menos duros-, cada uno con su propia personalidad (la pena es que algunos son tratados simplemente de pasada, pudiendo haber dado mucho más de sí) y motivaciones.

Estamos ante una producción a medio camino entre el documento histórico y la aventura, que cuenta con una producción bastante decente y unos actores (casi todos hombre, por razones obvias) que suben el nivel. No es la serie histórica del siglo pero se deja ver...

SOLO ANTE... EL HUMOR EN LAS PELIS DE SUPERHÉROES: ¿SE ESTÁN PASANDO DE FRENADA?...

En los últimos tiempos se ha abierto la "veda": las superproducciones de superhéroes de Hollywood ha apostado, sin complejos, por añadir grandes dosis de humor a sus películas. Y no se trata sólo de unas gotitas (o gags), si no de algo bastante más grande...

El humor vende, es un "añadido" que se ha visto ya en un gran número de films de "supers", como la saga de Iron Man, Los Vengadores, Guardianes de la Galaxia, El Hombre Hormiga, Deadpool, etc. Sobre todo en producciones Marvel, en las que este elemento casi auto-paródico ha llegado a ser un elemento básico del éxito en taquilla. 

Sin embargo ha sido el éxito de Deadpool (Masacre para los castizos), el que parece haber puesto de moda lo que podríamos llamar "auto-parodia extrema". El humor va más allá de una serie de bromas sueltas y se convierte en el centro mismo de las tramas, siendo la historia a contar algo secundario y sin demasiada importancia. Así nos encontramos algo muy similar a lo que leemos en los tebeos: una serie de chistes enlazados sin una trama demasiado compleja de fondo. 

No significa esto que Deadpool sea una mala peli del género, todo lo contrario... Es una buena muestra de cine hecho por y para este personaje (que representan una parte mínima de un Universo muy complejo) pero hay que tener en cuenta que el personaje del que hablamos, no es, para nada, el tipico superhéroe que "de toda la vida", si no uno "marginal" y minoritario dentro del Universo Marvel


La pregunta es si el mismo tono que funcional para el mercenario bocazas puede valer para un Thor, un Capitán América, etc. Es obvio que hablamos de arquetipos muy diferentes y que sería complicado aplicar la misma receta para ambos. 

Llegados a este punto podemos hablar de Los Vengadores, una saga que ha sabido conjugar a la perfección el sentido del humor con el tono adecuado a los personajes de los que hablamos (con un bagaje y un origen y contexto bastante más "serio"). El humor se ha subordinado claramente a la historia y eso ha funcionado muy bien (también porque Wheddon es mucho Wheddon), gracias a que ha existido un equilibrio adecuado. 

El problema puede llegar cuando el humor sea el centro de todo y dejemos de lado la trama. Eso puede cuajar en personajes tipo Deadpool, pero en otros puede llegar a ser demasiado... demasiado. 

Así que cuidado con pasarnos de frenada porque podemos acabar creado un "universo Deadpool" donde había un Universo Marvel (universo que, por otro lado, había encontrando un camino bastante potable dentro del mundo del cine). 

lunes, 18 de septiembre de 2017

EN SERIE... "STRAIN" (Temporada 2)

Estoy pensando recuperar series que empecé en su día y acabé dejando colgadas. Muchas de ellas so bastante decentes (incluso muy buenas) y he decidido que merece la pena volver a ellas ahora que empieza el otoño. 

Una de ellas es The Strain, una producción de terror y Ciencia Ficción bastante particular y distinta. Se trata de una mezcla de géneros, en el que se vuelve a visitar la mitología vampírica dándole una vuelta de tuerca a la leyenda. 

Los vampiros de The Strain son una suerte de "zombis vamipirizados" por un virus, dirigidos por un "Drácula" que suena más a monstruo extra-terrestre que a un Conde del medievo condenado por una maldición... Una conjunción rarita pero que al menos no es más de lo mismo y que aporta detalles interesantes (a la espera que de que llegue, algún día, la producción definitiva de chupa-sangres). 

En la primera temporada funcionaban algunos aspectos y otros no tanto. Los protagonistas eran un grupo algo soso y la premisa argumental de la serie flojeaba, pero el clima de terror, los efectos y el misterio sobre El Maestro y su origen y planes salvaban el percal. No es que me enamorara pero sí me dejó un buen sabor de boca...


Ahora comienzo la 2ª entrega y espero que me guste, al menos, tanto como la primera. Os iré comentando qué tal marcha la cosa...

viernes, 15 de septiembre de 2017

SOLO ANTE... "GANGLAND: UNDERCOVER" (temporada 1).

Después de varios intentos por encontrar una serie que me llamara la atención (algo que cada día me resulta más complicado), le he dado una oportunidad a "Gangland: Undercover", una producción yanqui sobre moteros que parece bastante guapa:

Gangland narra las aventuras de un "policía" infiltrado" en una banda de moteros de lo más peligrosos y sanguinarios. El tipo en cuestión tendrá que pasar por todo tipo de pruebas para poder integrarse en un grupo de personajes violentos y sin escrúpulos, enfrentando no pocos situaciones limite en su andadura.


Cuando me encontré con este titulo lo primero que pensé fue en Son of Anarchy, de la que ya hablé en mi blog en su día. Me temía que se tratara de una copia barata de la misma, pero nada más lejos de la realidad...

Estamos ante un producto que busca contar, de forma amena y sin pretensiones, una "historia real" de infiltración en una banda delincuencial, recurriendo a los tópicos de rigor pero sin dejarse llevar por ellos y teniendo también un afán "documentalista" en la narración de los hechos. Así, se nos cuenta, con bastantes detalles, el estilo de vida y la estructura de las bandas criminales moteras que tantas veces hemos visto en el cine y la TV.

La estética de Gang es bastante sucia y oscura, con un trabajo notable de ambientación. La narración es fluida y no hay tiempo para el aburrimiento. Eso ayuda a que uno se enganche desde el minuto uno. A esto hay que sumar un grupo de actores y actrices que, siendo desconocidos para mí, shacen un trabajo muy salvable.

Lo negativo de la serie es que si no te gusta el mundo de las motos (bandas de moteros, para ser más exactos) el interés se reduce bastante. Aún así, estamos ante un buen producto de entretenimiento, con una producción bastante decente, actores con carisma y una historia por contar. 

SOLOS ANTE... "LA GUERRA DEL PLANETA DE LOS SIMIOS" (cine).

Tras las primeras partes de la saga moderna del Planeta de los simios, esperaba un final por todo lo alto para la trilogía. Sin embargo, el fiasco de la 3ª entrega es tan grande que tardaré tiempo en recuperarme...

Las dos primeras pelis no sólo me gustaron, si no que me parecieron de lo mejorcito que se ha hecho en Hollywood en mucho tiempo (al menos en materia de Ciencia Ficción). Fueron dos filmes con ritmo y dinamismo, además de contar uaa historia que enganchaba y tenía un trasfondo. Ambas me dejaron un grata sensación.



Sin embargo, esta Guerra del planeta de los simios es un fiasco en todos los sentidos. Primero porque es lenta de narices, además de perderse en un rollo metafisico innecesario que rompe con lo que había sido una saga que se centraba en la acción y no tanto en la reflexión.

La historia se lía innecesariamente la relación entre simios y humanos con una enfermedad que merma a los humanos... éstos, como respuesta, se lanzan contra los monos, culpando a estos de sus males. Se pierde así la parte "política" de la saga, en la que la verdadera amenaza provenía de las ansias de liberación de los esclavos frente a los amos.

Tras una hora y media de no contarnos nada, nos meten de beyón un personaje -el jefe de las fuerzas humanas- que supuestamente es un puntazo pero que acaba por ser otro lastre. Porque por mucho que Woody Harrelson sea un gran actor, cuando su personaje no tiene sentido y ni él mismo se lo cree, el resultado es una actuación mediocre y saturada. Otro bluff que lastra aún más la cinta.


Después de todo esto, llegamos a un desenlace poco creíble y que deja un sabor de boca amargo. La fuga de los simios tiene fallos por todas partes, aunque bien es cierto que al menos aporta algo de acción a la historia (llega tarde, pero llega). 

De lo poco que se puede salvar de la peli (si es que queda algo) es el apartado de efectos digitales y algún momento puntual de tensión (como SPOILER el asesinato de la familia de César), además de los propios simios, personajes digitales que han sabido conquistar la pantalla gracias a un trabajo técnico espectacular. 

Poco más que decir... Mal final para una saga que nos deja dos películas notables y un resbalón de tomo y lomo. Una lástima. 

martes, 29 de agosto de 2017

SOLO ANTE... "JUEGO DE TRONOS" (7ª temporada)

Estamos llegando a la recta final de una de las series más importantes de las últimas décadas. Ya ha terminado la 7ª Temporada y sólo queda una para que termine la gran odisea de los 7 reinos.

Antes de ir con el análisis puramente dicho de esta entrega, es necesario hablar del "fenómeno mediático" Juego de Tronos. Me refiero al ruido que se ha creado en torno a la serie, algo que ha superado con creces el propio producto televisivo y que se ha ido bastante de madre...


Porque GOT es una buena producción, pero siento decir que no es una obra maestra. Por muchos halagos que se haya llevado, por muchos premios y seguimiento mediático, la realidad es que estamos ante un título demasiado endiosado cuya calidad se ha ido resintiendo a lo largo de los años (al mismo tiempo que su fama crecía). No es que sea mala, es sólo que no es tan buena como la pintan. Pero vamos al lío: 

Haciendo un balance de la 7ª temporada sólo al puedo definir como floja. No sólo hay bastantes fallos en la línea temporal (más que fallos podríamos hablar de cierta "flexibilidad" en el uso del tiempo) si no que hay otros aspectos que no acaban de funcionar y que lastran el resultado global. 

Hablo de los fallos en la lógica interna de la historia, como pueden ser la aventura de Jon, el Perro y otros "héroes" en busca de un caminante blanco, con el objetivo de convencer a Danny de la existencia del ejercito zombi. Una apuesta suicida que se hubiera resuelto con un vuelo de dragón por parte de la chica, evitando una situación tan peligrosa como absurda (pero que daba pie a una batalla muy atractiva desde el punto de vista de los fans). Minipunto negativo. 

He echado muy en falta la emoción en las escenas de reencuentro entre Arya y Sansa -y de ambas con Bran-. Parecían personajes que apenas se conocían y no hermanos que llevaban un mundo sin verse, habiendo pasado por mil aventuras y desgracias. 


Me aburre la pomposidad de Danny y sus huestes, sinceramente. Nunca me ha parecido el personaje hot de la serie, pero ahora se ha vuelto demasiado altiva (y más aburrida). Si le sumamos a Jon como pareja y metemos una historia de amor (tópico), tenemos a dos "tristes" de narices. 

Luego tenemos la guerra en sí, con idas y venidas que tampoco llego a entender, como la forzada tregua entre Danny y Cersei, que se resuelve de forma un tanto absurda y que no tiene demasiada lógica, ya que la propia Cersei podría esperar tranquilamente a una guerra entre el Norte y Danny con los caminantes blancos y atacar a un bando ganador que estaría muy mermado.

Son cosillas y detalles (me dejo otros) que hacen que esta temporada me haya resultado fallida y algo cargante, muy lejos de lo que me hubiera gustado ver.

Por supuesto, no todo es negativo. Tenemos dragones, batallas, peleas, algunas buenas dosis de lucimiento de los personajes (muy queridos y admirados), etc. Lo que era de esperar sin presumir y que hacen que la serie siga siendo top, aunque esta no haya sido la mejor temporada de todas. 

En resumen: cierta decepción con este entrega (muy lejos de lo que fue la anterior), esperando que la 8ª y última sera mucho mejor y el final de GOT esté a la altura de las circunstancias.