lunes, 15 de enero de 2018

SOLO ANTE..."THE PUNISHER" (primeros episodios)

Finalmente me animé a ver The Punisher, la nueva serie del mítico personaje del cómic llevado a la TV por Netflix dentro de su espectro de series Marvel. Vamos con ella: 

Frank Castle está oficialmente muerto. Tiene una nueva identidad y trabaja como obrero de la construcción, intentando rehacer su vida. Sin embargo, los fantasmas del pasado vuelven para atormentarlo. Un tal Micro, que vive en la clandestinidad, se pone en contacto con el ex-marine, suceso que pone en marcha un mecanismo de venganza que será complicado frenar...

Valoración: 

Punisher es un personaje incónico de Marvel, muy conocido en el ámbito del cine por varias adaptaciones cinematográficas (todas bastante reguleras). No es un superhéroe "tipo", si no más bien el anti-héroe que se toma la justicia por su mano sin importar la Ley y sus consecuencias. Todo lo contrario a personajes como Spiderman, Capitán América, Los Vengadores, etc. 


El Castigador (su nombre castizo) nació como un villano, pero a finales de los 80 y los 90 dio un salto de popularidad, debido en gran medida a un momento en el que el género de los superhéroes pasó su primera gran época de oscuridad y de violencia. Una "nueva ola" que produjo muchos cómics en los que había mucha sangre y pocas ideas (aunque vendieran millones de ejemplares). 

En los años 2000 se produjeron un buen puñado de buenos tebeos del personaje, siempre con un aire bastante "underground" y marginal. Eso dio pie a varias versiones en el cine que no fueron para tirar cohetes (hubo otra peli en la década anterior que no estaba del todo mal, con todos los "peros" del mundo). Hoy por hoy sigue teniendo bastante tirón, aunque siempre en un discreto segundo plano. 

La serie de TV es bastante fiel al espiritu del personaje. El origen y motivaciones son muy similares, y el actor elegido para darle vida - Jhon Bernthal- da el pego totalmente, siendo uno de los grandes reclamos de la producción. Es un actor que aporta la brutalidad y la "mala leche" del Frank Castle "de toda la vida". 

Las tramas de espionaje funcionan y son creíbles. Los personajes secundarios tienen su gancho y son interesantes. Hay bastante acción, suspense. Buenos componentes para que el caldo sea digestible. Lo visto hasta ahora sea una maravilla, pero hay potencia para hacer algo interesante. 




martes, 9 de enero de 2018

SOLO ANTE... "THE LAST JEDI (2 de 2)


Los actores/personajes:

Uno de los puntos más controvertidos es el papel de Luke en esta entrega. Yo pienso que para ver a Luke haciendo de Yoda (el maestro de Rei) no hace falta gastarse el dinero en hacer una película. Era lo predecible, y de hecho acaba siendo así, pero intentando darle una vuelta de tuerca antes de llegar al "meollo" de la cuestión.


Es obvio que Luke no es Luke de "siempre", pero es que el personaje ya no es un niño. Han pasado los años y el héroe se ha quemado, ha perdido la ilusión... La traición de Kylo le ha pasado factura y eso le hace renegar de su supuesto papel de maestro (lógico). 

Pero volvemos a lo mismo: si vamos a ver al Skywalker de siempre, no hagas otra película. Es absurdo. La gente cambia, los personajes deben evolucionar, y en este sentido sí hay un intento no hacer más de lo mismo. No es impensable que Luke pueda plantearse matar a un ser cercano, más si tenemos en cuenta que estuvo a punto de pasarse al lado oscuro (y no mató a su padre de milagro). Dominar la Fuerza supone una constante lucha entre el Bien y el Mal. Cada Jedi tiene que luchar contra eso, y como vemos con Kylo, es sencillo perder la batalla (es precisamente Kylo el personaje que más crece en la peli, renunciando a ser un nuevo Dath Vader de forma muy clara).

En este sentido, el "nuevo" Luke (y el Yoda irreverente y ácido) definen un poco la nueva idea del film, que es "romper" de alguna forma con los corsés del pasado, con una nueva apertura de miras con respecto a La Fuerza, los personajes, etc. Todo ello muy controlado y sin pasarse de frenada.

Cabe destacar el brutal esfuerzo actoral de Mark Hamill, que se reivindica como un gran actor cuya carrera estuvo marcada por la larga sombra de Luke...

Otro aspecto que me gusta de The Last Jedi es que se huido del uso y abuso de personajes antiguos, buscando nuevos iconos. No se olvida el pasado, pero crear nuevos referentes era un reto, y se ha conseguido. Los Rei, Finn, Poe, etc. molan, y molan mucho. Tienen carisma y generan mucha simpatía. Un gran acierto.

La relación Kylo-Rei es otro de los aciertos del film. Es obvio que hay una conexión entre ambos, aunque no queda muy bien explicada en la peli. Los dos son el centro de la trama, y se exploran dos aspectos importantes en la iconografía de Star Wars: la paternidad/maternidad y el poder, una constante que ha dejado momentos memorables.

Finn es uno de los personajes que crece a ojos vista. Es el héroe accidental de la historia, un tipo "mediocre" que se va convirtiendo, casi a su pesar, en un mito de la Resistencia. Es un arquetipo relativamente nuevo, puesto que pasa de ser un soldado imperial a ser todo lo contrario. Aporta algo nuevo, además de momentos muy divertidos y entrañables (necesarios como el comer).

Poe Dameron la otra pata del banco, el personaje más identificable de la saga por su parecido con Han Solo (evidente su papel de pícaro), pero con "trazas" de Luke. Sus andanzas, siempre al límite, y sus insubordinaciones, se convierten en otro de los centros de atención. La realidad es que al personaje le dejan pasarse un tanto de frenada, quedando sus errores (que cuestan muchas vidas) en anécdotas casi graciosas... Eso no desmerece todo lo que aporta Poe en la película, que es mucho y bueno.

Luego está la figura de Leia, que sale muy reforzada. Siempre fue un gran personaje, pero ahora se le da el lugar que merece. Su "resurreción" es algo exagerada, pero tampoco creo que sea un sacrilegio... Eso ya depende de dónde pongan los limites de la fantasía los fans de la saga, porque cosas más raras -o similares- se han visto.

Todos los actores están a un nivel excelente. El casting funciona, y es otro de los aciertos de esta nueva trilogía (algo que no ocurrió en los episodios 1, 2 y 3). Con otra elección de actores, hubiera sido complicado salvar determinadas papeletas, pero el acierto de elección de los protas es evidente. Hay buen feeling, buen rollo, complicidad...


En resumen; un grupo de protagonistas entrañable, con gracia y chispa. Sin olvidar el pasado, pero pensando en el presente y en el futuro...

VALORACIÓN FINAL:

Se pueden discutir muchos aspectos de The last Jedi. Es una película con muchas carencias de guión, con muchos altibajos, etc. No es la peli perfecta, pero como film de Star Wars es de lo mejor que se ha visto en mucho tiempo. Superior en mucho a los últimos estrenos por una razón básica: vuelta a los orígenes con algunas rupturas con el y con buenas dosis de aventura e ingenuidad.

Yo recomiendo ver la película sin prejuicios y con ganas de divertirse, quedándose con bueno (que lo tiene). No merece la pena enfadarse y es bueno recordar que el Star Wars es fantasía, ilusión y aventura, no una religión. Si uno va al cine con esos prejuicios, mal asunto...








sábado, 6 de enero de 2018

SOLO ANTE... "DARK" (inicio de la serie)

Hoy voy a hablaros de una de las sorpresas de la temporada: Dark. Se trata de una serie con muy buena pinta y que tiene aspectos más que interesantes...

Dark se centra en los acontecimientos de un pequeño pueblo alemán, en el que se suceden una serie de extrañas desapariciones. Los hechos coinciden sospechosamente con los acaecidos hace 33 años, lo que lleva a los habitantes del lugar a revivir la pesadilla de antaño. Esta vez, sin embargo, el asunto es mucho más grave, puesto que los "secuestros" se suceden de forma muy rápida, sin que las autoridades sean capaces de hallar ninguna respuesta.

Valoración

Han comparado a esta serie con "Stranger Things", aunque realmente tienen muy poco que ver. Dark  es bastante más "adulta" y se adentra en otro tipo de escenarios bastante más realistas y oscuros, aunque con toques fantásticos y de Ciencia Ficción. Se podría definir como una mezcla entre terror y Ci-Fi, con un componente dramático bastante importante. 

La factura de la serie es impecable. En un estilo narrativo muy sobrio, los creadores de la misma han sido capaces de crear una atmósfera tétrica e inquietante que te mantiene en tensión todo el tiempo. Eso no impide que pasen muchas cosas es cada capítulo, sumando misterio sobre misterio sin que llegar a empachar.


El asunto de los viajes en el tiempo siempre me ha parecido fascinante, aunque pocas veces ha sido tratado con acierto en el cine o en la TV. Ha habido muchos intentos, muchos de ellos fallidos o que me dejaron a medias. En este caso la intención parece buena, y hay elementos que invitan al optimismo, como el hecho de que se intenten ir atando cabos poco a poco, sin dejar todo el "meollo" para el final. 

La cuestión que me escama es que veo en la serie demasiados frentes, muchos personajes y gran cantidad de información (sobre todo, al principio). Eso pude llevar a desconectar de las tramas si no se resuelven rápido o se dan respiros al espectador.

Lo que es evidente es que Dark no es un producto televisivo al uso. Forma parte de un género no muy bien tratado en el mundo de las series de TV, algo que de por sí la hace especial y diferente. Sólo por eso ya merece la pena verla, sumando también un buen reparto, ritmo trepidante, algún giro argumental, etc. Ojalá sea todo lo que promete.




martes, 2 de enero de 2018

SOLO ANTE... "VIKINGS" (5ª temporada)

Tenía mis reservas a la hora de ver la 5ª temporada de "Vikings", una serie cuya anterior entrega me había decepcionado un tanto. Aún así, me he animado a darle una nueva oportunidad: 

(SPOILER) Tras la muerte  de Ragnar, sus hijos comienzan a tener problemas entre ellos. Ivar pronto se convierte en la cabeza visible del clan, imponiendo su visión violenta del legado de su padre. Ubbe, por su parte, vuelve a Kattegat, donde pretende acumular fuerzas para hacer frente su hermano.

Mientras eso ocurre, Bjorn decide partir en busca de aventuras. Reúne parte de su flota y emprende un viaje que le llevará a destinos bastante exóticos...

Valoración: 

Después de la desaparición de Ragnar, Vikings había perdido parte de su esencia y su sentido. En realidad hay un punto claro de ruptura en la serie. Las 3 primeras temporadas estaban centradas en la figura del "Rey" Vikingo, dando paso después a un título coral en el que se amplía el horizonte de las tramas, con varios focos de atención y tramas paralelas. 


En mi opinión la historia de Ragnar daba para más (una lástima no haberla estirado) y sin él, el interés decae bastante. A pesar de ello, los creadores de la serie son capaces de crear un abanico de "opciones" que hacen olvidar, en parte, la ausencia de patriarca Lothbrock. 

Las varias tramas que nos quedan son desiguales en atractivo: la de Floki, por ejemplo, es un tanto aburrida. El personaje tiene fuerza pero quizás está un poco-demasiado "sobado". Bjorn, a pesar de ser el heredero "natural" de Ragnar, está bastante desaprovechado, siendo su línea argumental una de las más floja. Luego nos quedan Ivar y Ubbe, cuyas desavenencias centran la mayor parte de los minutos, uniéndose a los "devaneos" con el poder de una Lagertha que se ha convertido en la líder del pueblo de Kategatt. 

Ivar es repulsivo pero su personaje encarna los "valores" de Ragnar. Es un personaje un tanto "imposible" pero hay que reconocer que se come la pantalla. Su pugna con Ubbe nos muestra las dos caras de la propia esencia de su padre: el primero representa el lado salvaje (también el de la Juventud), mientras que Ubbe busca una nueva vida y horizontes para su pueblo (lo mismo que soñó su progenitor en sus últimos años de vida). Esta dualidad ha estado muy presente en la serie, sobre todo en los últimos tiempos. 

Resumiendo mucho, la serie ha perdido punch pero sigue siendo interesante y entretenida. Los acontecimientos se suceden de forma muy rápida y se no escatima en acción y sangre. Puede que haya momentos mejores y peores, pero Vikings sigue siendo un títulos adictivo y muy dinámico. Aventura pura y dura, con tintes épicos, buen reparto y una ambientación ambiciosa. Veremos los derroteros de esta nueva temporada. 

viernes, 29 de diciembre de 2017

SOLO ANTE: "THE LAST JEDI" (1 de 2)

Este nuevo post va dedicado a uno de los estrenos del año: The Last Jedi. La segunda peli de la nueva trilogía de Star Wars ya está en los cines y voy a arriesgarme a hacer una reseña más completa de lo habitual (e intentar no liarme mucho). 

Antes de empezar, creo que es importante aclarar algo importante: cuando vas a ver un film de Star Wars es imposible no comparar con otros de la saga y su "mitología". En un Universo tan especial y con tanto bagaje eso es algo que se va a dar sí o sí, con todo lo que conlleva de cara a hacer una critica que sea "neutral"...

Parto de la base que en todo está inventado y que exigir originalidad es absurdo porque si se hace algo rompedor, los fieles de la franquicia van a ser los primeros en "reventar con todo" y poner el grito en el cielo. Realmente es muy complicado ser original y fiel, arriesgado pero respetuoso, etc. Es un juego de equilibrios que rara vez acaba bien.

Luego tenemos el "problema" de las tramas y la credibilidad de las mismas. En este sentido, sí que hay que reconocer que las nuevas películas (las 2 estrenadas hasta ahora) tienen lo que podríamos llamar lagunas o puntos negros que son complicados de digerir. Eso es así, pero tampoco es nuevo ni en el cine actual ni en el Universo Star Wars. Puestos a ser quisquillosos, la primera trilogía de La Guerra de las Galaxias estaba plagadas de aspectos cogidos con alfileres y giros alocados y sin mucho sentido. Eran filmes en los que ese aspecto era algo menor o secundario, siendo la misma historia y los personajes lo realmente decisivo.


En resumen: revivir la saga tantos años después tiene el problema del peso del pasado, con todo lo que eso supone. Dejar contentos a todos es imposible; ser originales y fieles al mismo tiempo, una quimera. Pero dentro de los limites de lo "posible" hay matices... Vamos con ellos. 

Voy a ordenar las ideas en tres aspectos: la peli en su conjunto, la peli como parte de una saga y los personajes.

La película: para mi, The Last Jedi funciona como película, hablando globalmente. No es un film redondo, pero sí tiene lo necesario para entretener y enganchar. Le sobra metraje pero tiene lo necesario para cuajar, con sus peros y sus "cagadas", por supuesto. 

Es rápida y entretiene. Punto, pelota. No es una maravilla, no es lo mejor de lo mejor, pero tiene punch y en algunos aspectos supera la media. En otros se queda a medio camino y si nos ponemos puntilloso con el argumento, lo mejor es que no vayamos al cine porque es un mal endémico del cine de masas actual.

Es importante que tengamos en cuenta que hablamos de cine fantástico y de Ci-FI, algo que no exime a los guionistas de sus errores, pero que puede justificar el por qué de algunos aspectos poco creíbles de la historia. Ahí cada uno, que saque sus propias conclusiones. 

La peli como parte de la saga: Como capítulo de la saga, The last Jedi también funciona. Huye del homenaje facilón y es valiente al apostar por nuevos personajes de Star Wars, intentando afianzar una nueva iconografia. Se apoya en el pasado, hace grandes y buenos homenajes y bromas, pero al mismo tiempo es capaz de captar la esencia de la saga explorando nuevos caminos (sin saltar la banca). 

Hay partes del film que son algo aburridas, que no aportan nada. Los guionistas no se han estrujado el coco, pero si analizamos las trilogía original, esto se podría definir como una vuelta al pasado: idas y venidas y vueltas de tuerca acerca de una historia principal muy primaria (simple, si se quiere). La trama como excusa para el desarrollo (y lucimiento) de los personajes y poco más...

También se ha criticado el tono "infantil" de la peli. No creo que sea una película para niños, ni mucho menos. Tampoco creo que la trilogía original fuera para niños, pero no era claramente, cine de adultos. Eran filmes para todos los públicos, muy comerciales y compresibles para todas las edades. En esas, se recupera esa sensación de aventura, rizando el rizo en muchos momentos, pero manteniendo su identidad de producto de masas.

Es cierto que hay humor, algo que ya había en las primera pelis. Quizás hay demasiadas bromas, algunas que resultan fuera de lugar. Pero la mayoría de las situaciones son perfectamente acorde con lo que ha sido siempre Star Wars, y solo hay que volver a ver las primeras películas para comprobarlo.

También hay homenajes, pero no es una película-homenaje (como fuera la anterior de esta tanda). Tiene referencias, etc. pero no son la esencia del film, si no un aspecto secundario. Incluso hay partes que ser "burlan" del pasado, como queriendo romper con el lastre y explorar nuevos caminos (aunque sean viejos, pero tratados de una forma novedosa).

Siempre habrá gente que sea más papista que el Papa, que se ponga muy nerviosa con las novedades y algunas salidas del dogma de fe. En este sentido es normal que cada nueva andanada genera criticas y alabanzas, analizando las cosas con un sesgo que muchas veces está cargado de prejuicios y de nostalgia. Que si Luke no es Luke (discutible, porque el personaje ya no es un crío y habrá cambiado), que los poderes de Leia son excesivos (nunca se han determinado los limites de la fuerza), etc. Es lo que hay.


Para terminar hay dos aspectos que se introducen en la película de forma muy evidente: la protección de la fauna/ecologismo (en la parte del casino) y el "pacifismo" (con el personaje de Benicio Del Toro, un contrabandista de armas). Son dos temas que no aportan mucho y están tratados de forma un tanto ingenua, sobre todo el de las armas y el de "toda la violencia es mala". Esto último es discutible porque en Star Wars si algo hay es una férrea línea divisoria entre el Bien y el Mal, con pocos matices y dejando claro que el lado luminoso no es equidistante con el lado oscuro (Resistencia/Imperio). No comprendo qué se pretendía, pero el resultado no suma nada nuevo ni se justifica demasiado.

En definitiva, me parece una buena peli, con algunos peros o aspectos muy mejorables pero acorde con el espitiru de la franquicia, con momentos muy buenos y muy aventurera. Aporta frescura y un aire de ruptura que le viene de cine a la franquicia.










lunes, 25 de diciembre de 2017

SOLO ANTE... "BERLIN STATION" (Temporada 2)

Tras la entrega inicial de Berlin Station (BS), llegaba a la "mesa" la segunda temporada. Buena oportunidad para saber si los creadores de la serie eran capaces de mantener el excelente nivel visto en la primera tanda de episodios...

La CIA descubre las intenciones de un grupo de ultra-derecha, que pretende llevar a cabo un atentado antes de las elecciones alemanas. El asunto se complica cuando se descubre la relación de ese grupo con un partido político emergente, cuya líder parece estar dispuesta a todo por ganar a sus rivales. 

En la oficina de la CIA situada en Berlin, el equipo se pone en marcha para impedir el atentado. Para ello no tendrán otro remedio que acudir al antiguo agente (ahora retirado) Hecto DeJean. El bueno de Hector tendrá que salir a la palestra, sacando a la luz acontecimientos oscuros del pasado más reciente...

Valoración

Tras la gran temporada inicial de Berlin Station era bastante predecible un bajón. Y así ha sido: los nuevos episodios son bastante buenos, pero flojean en algunos aspectos y el resultado final es peor de lo esperado. 

La historia presentada es bastante interesante, pero tiene algunos fallos y aspectos poco consistentes. Hay algunas fases que se resuelven de forma precipitada, mientras que otras se mantienen en el tiempo sin aportar nada.

Un ejemplo es la poco creíble situación (SPOILER) en la que De Jean se ve en la tesitura de asesinar a la candidata del partido ultra, algo que pega muy poco con el personaje y su trayectoria en las serie. Es una situación tan poco creíble como inconexa con el resto de la historia. 

Obviando estos "descuidos" de guión (que yo achacaría a cierta desidia por parte de los guionistas), Berlin Station sigue teniendo ingredientes suficientes para salir airosa: repiten los grandes personajes de BS1, todos con un carisma enorme. Todos están muy bien dibujados y siguen teniendo interés y profundidad. Aunque las tramas flojean un poco, consiguen mantenerte enganchado a la pantalla. Las señas de identidad siguen estando presentes y todo funciona más o menos bien, aunque sin la brillantez y el gran pulso de la temporada 1. 

Berlin Station 2 es un buen ejemplo de que hay series que podrían tener una sola temporada perfectamente, sin la necesidad de tener una continuación. Y es que a veces se cumple con creces esa máxima de que lo bueno, si breve, dos veces bueno.


martes, 19 de diciembre de 2017

SOLO ANTE... "MARTE ROJO" (Literatura CI-FI)

En la sección de libros, hoy os voy a hablar de Marte Rojo, una novela de Ciencia Ficción apasionante y que es la primera parte de una trilogía que completan Marte Verde y Marte Azul.

Marte Rojo nos cuenta la historia de Los 100 un grupo de personas que son enviadas a Marte con la misión de crear una colonia estable en el planeta rojo. Son los elegidos entre una amplia gama de profesiones adecuadas para desarrollar la idea de crear un nuevo hogar para el Ser Humano. 

Una vez en su destino, Los 100 comenzarán a llevar a cabo su misión, pero pronto comenzarán los problemas: choques de egos, diferencias políticas, dilemas científicos, etc. Todo ello acabará por convertir el sueño en algo muy distinto de lo esperado...



Valoración: 

Adentrarse en Marte Rojo es hacer un tour de force por una narración compleja y densa. El inicio de la novela es más ligero, pero pronto entramos en harina y asistimos a un relato en el que los acontecimientos se desarrollan a una velocidad vertiginosa, sin apenas respiro. La información y hechos se acumulan y la sensación que deja es apabullante. 

Estamos ante una obra muy ambiciosa y con numerosas aristas. Los personajes de la novela son complejos y están retratados con una certeza tremenda. Así, las diferencias pronto surgen y se crean los "bandos": unos pretenden quieren cambiar Marte a imagen y semejanza de la Tierra, mientras que otros pretenden crear un nuevo orden en el planeta, ajeno a la corrupción y decadencia de su lugar de origen. El conflicto está servido.

El ingrediente político es uno de los pilares de la historia. Los debates y conflictos terranos se trasladan a la nueva colonia, de forma que el fanatismo aparecerá muy pronto. La religión también está presente, aunque en menor medida que el elemento político.

El Plantea Rojo está en el centro de todo (como el verdadero protagonista) y se convierte en una suerte de testigo que asiste a las vivencias de los personajes y a las "huellas" que van dejando a su paso (en las personas y el propio planeta). Es un planeta vivo, al que el autor sabe dotar de una presencia y un poder enormes. 

La crónica de la conquista es fascinante. La "creación" del nuevo planeta está narrada con mucha pasión, algo que te engancha de forma inevitable. No en vano el planeta Marte ha sido siempre un lugar rodeado de misterio y romanticismo y pocas novelas se atreven a explorar sus recovecos de una forma tan ambiciosa y pormenorizada, arrollando a la imaginación con conceptos novedosos y muy sugerentes. 

Este libro se también se puede entender como una especie de compendio de las relaciones humanas, así como de dilemas morales, todo ello "adornado" con explicaciones técnicas relacionados con colonización de un entorno hostil (explicaciones que, en ocasiones, pueden resultar algo aburridas).

Hay partes de la novela que pueden resultar algo cargantes, casi como divagaciones del propio autor sobre temas muy variados. Puede ser un punto menos fuerte de la narración, pero son los que dotan de una personalidad única a la novela y aportan una sensación de "amplitud" de miras que es de agradecer. 

Estamos pues ante una obra de lectura complicada, no apta para todos los públicos pero muy adictiva. Ciencia Ficción de la buena que gustará mucho a los fans del género pero también a los fieles a la aventura y las grandes epopeyas. 




SOLO ANTE... "PEAKY BLINDERS" (3ª Temporada)

Tras salir airosos de su lucha contra la banda de Sabini, los Peaky se enfrentan a un nuevo desafío: expandir su negocio esquivando a sus no pocos enemigos.

Thomas está en manos del gobierno (debido a los acontecimientos de la temporada anterior) y por eso se ven inmerso en el conflicto existente entre los aliados rusos del Reino Unido y el nuevo estado revolucionado de la Unión Soviética. En esa tesitura, los Peaky son la pieza clave en un complot que busca involucrar a Inglaterra en la lucha contra los comunistas, que son vistos como un peligro para el estilo de vida capitalista establecido. 


En juego de poderes está servido y la familia Shleby sufrirá no pocas dificultades de las que deberá salir como buenamente pueda...

Valoración

Esta nueva tanda de episodios marca un cambio de ritmo en la serie. Entramos, por así decirlo, en una nueva dimensión, pasando de las tramas más "cercanas" y locales al mundo complejo del espionaje internacional, los líos políticos, etc. Sin olvidar la esencia de la serie y de los personajes pero con un aire más "cool" e internacional. 

Este viraje de la serie no rompe definitivamente con lo anterior y forma parte de una evolución "lógica" en la vida de la familia, que ha pasado de ser un grupo de raterillos de barrio a tener un enorme poder e influencia. Los limites del barrio se quedaban pequeños y la historia pedía otros escenarios. 


El resultado es solvente. La historia de espías se sostiene y se desarrolla con acierto, alejándose de complejidades para centrarse en los personajes y en el estilo narrativo (brillante, como siempre). 

Los creadores de Peaky siguen centrándose en los personajes, explorando en las profundidades de cada uno de ellos. Vemos un Thomas más humano, trastornado y con alguna que otra debilidad (al fin ofreciendo otro registro del personaje). A su alrededor, como siempre, su "disfuncional" familia, con mil y un traumas por resolver. 

Una de los aspectos que mejor funciona de esta producción es la compenetración que existe entre los protagonistas, que dan el pego como "familia unida" a la perfección. Hay mucho feeling entre los actores y eso es algo que se deja sentir en el resultado final.

En resumen, hablamos de un cambio de escenario de las andanzas de los Shelby, con una trama interesante narrada con maestría. La imagen, la recreación de la época y el estilo narrativo es impecable. En eso es muy complicado ver otra serie con tanta elegancia y "flow". 3ª temporada en la línea de las anteriores: calidad, buenas interpretaciones y estilazo. 

viernes, 15 de diciembre de 2017

SOLO ANTE "PEAKY BLINDERS" (2ª temporada))

Tras los acontecimientos de la primera temporada (en la que los Shelby salían airosos de sus múltiples problemas), empieza una nueva aventura de los temibles Peaky Blinders: 

Thomas ha decidido ampliar el negocio y fija sus miras en Londres. Allí hay una guerra de bandas italianas y judías de la que el joven quiere sacar partido, tomando parte activa por uno de los bandos. Sin embargo, eso tendrá unas consecuencias directas y terribles para la familia...


Además, y por si fuera poco, reaparece en escena el agente de la Ley Chestar Campbell (Sam Neill), que se las tuviera con la banda en la anterior entrega y que tiene muchas ganas de revancha (por varias razones). Ahora su poder es mayor, así como sus ansias de venganza.

Valoración:

En esta segunda temporada, la serie explora los mismos caminos que la anterior, ahondando en sus puntos fuertes: los actores (sobre todo el prota), la imagen y las tramas netamente "gangsteriles"... Todo más o menos en la misma línea que en la entrega anterior de Peaky.

Además de lo anterior, tenemos la aparición estelar del actor Tom Hardy, haciendo de lo que mejor sabe hacer (de macarra). Es un tipo que me gusta bastante como interprete, y esta serie le viene al pelo para dar su "do de pecho". Su aparición aporta frescura y un toque diferente.


Tengo que hacer referencia a un personaje importante en Peaky y del que no había hablado: Poly Gray, la tía de Tommy y única mujer de la familia. Está más que dignamente interpretada por la actriz Helen McCRory, que da una replica muy potente (casi la única) a Cillian Murphy. Ademas, su importancia va creciendo poco a poco, cobrando más interés y profundidad.

También crece el personaje Arthur, el hermano "loco" de Thomas, que se vuelve cada día más incontrolable. En este sentido, es interesante la labor de los guionistas en aras de dar complejidad a las tramas familiares, explorando (con acierto) en las entrañas de la misma...

El resto del "contexto" sigue igual a la primera temporada. La serie no arriesga demasiado, si no que se gusta en su "clasicismo". No es una serie experimental ni quiere serlo, si no que busca la sencillez y las tramas en las que no hay apenas recovecos.

Peaky no exige grandes esfuerzos intelectuales, eso es evidente. Es una apuesta sobre seguro, con elementos muy reconocibles del cine de gangsters. Su gran virtud es la elegancia y la sobriedad (estilisticamente no se le puede poner ningún pero, que no es poco. Sin embargo en esta temporada se ven aspectos que mejoran el nivel, como es el crecimiento de algunos personajes, más profundidad en las tramas (sobre todo las políticas, que son más complejas, etc.). Todo ello rodado con una maestría más que notable y un ritmo endiablado.

Esta temporada 2 es, en líneas generales, más redonda que la primera. Es muy compacta, las piezas encajan mejor, además de presentar tramas más sólidas y complejas. Una muy buena tanda de episodios que deja con ganas de más y que mejora el producto.






viernes, 8 de diciembre de 2017

SOLO ANTE... "PEAKY BLINDERS" (1ª temporada)

Recupero para el blog una de las series de referencia de los últimos tiempos: Peaky Blinders. Se trata de una serie británica de temática "criminal/bajos fondos" que va por la 3ª temporada y que ha recibido muy buenas criticas. 

Peaky narra las peripecias de un grupo familiar de delincuentes de los bajos fondos en la Inglaterra de los años 20 (del siglo XX). Se trata de una banda de mafiosos de medio pelo cuyo líder, Thomas, pretende ampliar el negocio. Es un joven ambicioso y muy inteligente aunque arrastra un trauma enorme debido a su pasado como soldado en la I Guerra Mundial.

El intento de expansión de Thomas chocará con la obvia oposición de las autoridades y de otras bandas rivales, con las que tendrá que lidiar para subir escalones en la trama criminal de Birmingham.


La primera temporada cuenta cómo Thomas se "encuentra" por casualidad con un cargamento de armas, algo que pone en alerta al gobierno, que enviará a un agente especial (Sam Neill) para hacerse con el arsenal. El veterano agente no dejará títere con cabeza para lograr su objetivo, aunque chocará con la inteligencia del jefe de los Blinders...

Valoración: 

No cabe ninguna duda de que estamos ante un producto sumamente ambicioso y con una realización a lo grande. No se ha escatimado en recursos para presentar una versión de la época con todo lujo de detalles. El resultado es apabullante a nivel visual y en ese sentido pocos peros se pueden poner. 

La historia en sí no aporta nada nuevo. Una historia criminal que recuerda en algo a "El Padrino" y películas del gangsters al uso, con guiones bastante inteligentes y tramas con recovecos en las que las intrigas y los juegos de poder tienen un papel importante.


También se tocan, aunque sea de forma tangencial, temas sociales como la pobreza, desigualdad, etc. propias de la era industrial. Todos tienen su interés, aunque sean tratados sin demasiada profundidad ni complejidad.

A nivel actoral, destaca sobre manera la presencia de Cillian Murphy, que es la figura central de la historia en una serie que está hecha a su medida y en la que se luce a base de bien. Los actores de reparto lo hacen bastante bien, pero la estrella sin discusión es él y sólo él (algo que podría ser fatal para serie si no fuera porque hablamos de un pedazo de actor sin discusión).

Estamos, pues, ante un buen producto de entretenimiento, que sabe conjugar el aspecto comercial con el buen gusto. No llega al nivel de obra maestra (le falta un trecho), pero sí el de título muy lucido y que supera la nota media de muchas series del panorama actual. Buena apuesta.