jueves, 23 de noviembre de 2017

SOLO ANTE... "LA LIGA DE LA JUSTICIA"

Hoy os traigo una reseña de la "Liga de la Justicia", la gran peli de la franquicia DC que quiere competir con el éxito de Marvel en los últimos tiempos: 

Antes de nada aclarar que nunca he sido un gran fan del Universo DC. Me gustan Batman y Superman (de hecho tengo bastantes tebeos de estos personajes) y Wonder Woman siempre me ha parecido un personaje interesante (y poco explorado), pero más allá de eso he sido siempre mucho más fan de Marvel, su eterna competidora. 



En el ámbito de la gran pantalla, hasta ahora DC ha estado muy por debajo, yendo a rebufo de los éxitos de la otra gran editorial americana de cómics. Sólo Batman ha podido hacerles frente, sobre todo con la ya famosa trilogía de Nolan (que tampoco me enamoró) y poco más...

Ahora llega este intento "a los grande" de intentar un "tú a tú" con la Casa de las Ideas, una apuesta arriesgada y que ha pasado por no pocos problemas de todo tipo: 

La premisa argumental de La Liga no brilla por su valentía. Es más, es lo más predecible del mundo, siguiendo, paso a paso, los tópicos del mundo del cómic (exportados al cine con bastante similitud): grupo de superheroes unidos por la "fuerza", ante una amenaza magnifica que pretende destruir el mundo. Unos aceptan de buena gana y otros son más reticentes, pero acaban por "tragar" y se unen para un fin común. 

Antes del encuentro, no puede faltar el malentendido de rigor que lleva a los héroes a darse de piños y probar sus fuerzas. Típico y tópico, pero "necesario" si no queremos enfadar a los "dioses" de los lugares comunes de ese género tan particular que es de los superhéroes. Cumple con el rito. 

Como tampoco esperaba demasiada originalidad en el desarrollo y desenlace de la historia (que es predecible a más no poder), vamos a repasar el "cómo": 



Presentación de los personajes: confusa en algunos casos, como el de Aquaman, que no se sabe bien de dónde sale y si es bueno o malo, qué quiere o qué pretende y cual es su origen. De andar por casa la de Flash (ni fu ni fa), que se convierte, de forma descarada, en secundario gracioso que hace un poco de bufón y aporta el tono cómico que necesitaba la cinta como el comer (aunque resulte forzado). Aburrido el de Cyborg (personaje que no dice demasiado)... Los demás, Batman, Superman y Wonder Girl, no necesitaban presentación alguna.

Una vez terminada la puesta en escena, se desarrolla una trama simplona en la que se intentan introducir elementos "diferenciales" que no aportan nada. Es el caso de la absurda confusión que se da entre los soldados de Steppenwolf y Batman, en un intento por poner en duda al héroe e introducir algo de misterio y que se olvida en 5 minutos.

Hay otros aspectos del guión que darían para dar de collejas a los guionistas (o lo que sea), pero prefiero centrarme en los detalles más salvables de la peli. Y son: sin duda la "vuelta" de Superman, que queda reflejada con bastante acierto, dejando de lado que Henry Cavyll es un Superman muy potente. El actor se ha hecho con el personaje y aporta la grandeza y el carisma que no tienen otros, siendo uno de los puntos aceptables del film. 



Luego tenemos a Gal Gadot, que es una Wonder Woman que lo peta, como suele decirse. Aporta fuerza y carisma, siendo una Wonder Woman de mucho peso y que llena, en parte, los agujeros que deja el guión. La otra gran noticia de la peli (y del Universo DC, en general).  

El bueno de Ben Affleck hace lo que puede. No es el Batman ideal, pero creo que muchas de las criticas que ha recibido son injustas, o venían "de serie" antes de vestirse el traje. En La Liga vuelve a cumplir y poco más. 

El resto del reparto es aseado, con un Jason Momoa que "revisa" al personaje de Aquaman con mucho acierto, aunque no se saque mucho provecho al héroe (el "renegado" del grupo")... Se podría haber hecho mucho más con él. 

Ezra Miller es un Flash divertido y entrañable, aunque es evidente que lo han metido con el fin casi único de poner un toque cómico. Aparte de eso, aporta poco (además de Ray Fisher, cuyo Cyborg está ahí porque tiene que haber de todo). 

RESUMEN

Guión muy flojo, reparto en el que destacan Gadot y Cavyll de forma apabullante y acción en dosis no demasiado cargantes (el hecho de que el metraje no supere las 2 horas es un plus). Y poco más que destacar en un producto de masas con el que DC no ha logrado acercarse al éxito de Marvel y sus Vengadores. No es un desastre total de película pero...

Lo más positivo es que, sentadas las bases del Universo DC, ahora es más sencillo que salgan películas algo más redondas. Empeorar es complicado y hay mimbres (sobre todo con Superman y Wonder Woman) para hacer productos más potables en el futuro. 

NOTA: UN 6,5. 






miércoles, 22 de noviembre de 2017

SOLO ANTE... "GUNPOWDER" (miniserie)

Los que seguís este blog podéis intuir que me encantan las series históricas. Bien, pues hoy os traigo una "mini" de época que promete mucho bastante...

Gunpowder narra las desventuras de una familia católica durante los conflictos religiosos que hubo en Inlaterra allá por el siglo XVI (si no me equivoco), en los que la Reforma transformó en herejes a todos los católicos (o papistas), los cuales fueron perseguidos hasta la saciedad. Esta "limpieza" dio lugar a muchas injusticias y en no pocas ocasiones escondía intereses que iban más allá de lo meramente espiritual. 

En ese contexto, la serie nos cuenta la caída en desgracia de una familia noble, que ve como todo su mundo se desmorona por el simple hecho de ser católica. El Rey, influenciado por algunos de sus consejeros, inicia una caza de brujas por todo el país, algo que crea el caldo de cultivo para una rebelión en toda regla. 


El prota de la serie es el joven viudo, cabeza visible de esta familia de nobleza. El actor que le da vida no es otro que el muy de moda Kit Harrington, al que últimamente podemos ver en muchas producciones ajenas a la serie Juego de Tronos. En este caso su papel es bastante similar (del mismo corte) a los que viene haciendo años atrás: chico de aire atormentado pero valiente, enfrentado a mil una desgracias. Nada nuevo. 

El bueno de Kit es una de las bazas de esta producción, pero hay otras: la recreación de la época es muy ambiciosa, tenemos un gran elenco de actores, una historia interesante y con recovecos... No pocos atractivos para una serie que tiene el sabor de las mejores producciones del cine y que tiene muchos ingredientes para gustar. 



martes, 21 de noviembre de 2017

SOLO ANTE... "BERLIN STATION" (2º TEMPORADA ampliado)

Vamos con más de Berlin Station segunda entrega:

Los primeros capítulos de esta temporada de Berlin Station me han dejado un sabor de boca agridulce. Por un lado se ven las señas de identidad de la primera entrega de la serie, que siguen funcionando bastante bien. A saber: unos personajes que atrapan, ritmo endiablado, tramas adictivas, diálogos punzantes... Todo aparece igualmente pero...

Si bien los ingredientes de la anterior entrega están ahí, la proporción en la que se presentan es desigual. Tenemos mucha más "ración" de personajes en detrimento de la trama, algo que cambia con respecto de la primera temporada. La historia es algo más de andar por casa y se presenta de una forma más torpe y menos sutil, como si los creadores de la serie hubieran perdido poco tiempo en crear un contexto para dar paso a los protagonistas, en una apuesta por el camino más rápido.


Da la sensación de que la 2ª temporada ha sido preparada de forma más precipitada que la inicial, perdiendo gran parte de la "gracia" de esta. La historia de los nazis y el partido de ultraderecha es más bien tangencial, como una plataforma sobre la que se mueven los protas y poco más. Y es una pena porque la idea era muy buena y daba para bastante más. 

Además de esto, los propios personajes han perdido algo de chispa. Se echa de menos la frescura de los primeros tiempos, algo que quizás tiene que ver con el menor cuidado que se ha puesto en el guión de esta entrega...

Estos detalles no estropean del todo la cosa. Por ejemplo, el episodio 5 supone un punto de inflexión en la historia y nos trae las mejores esencias de Berlin Station: giro argumental y un dinamismo complicado de encontrar en la mayoría de las series actuales (dejando de lado que la importancia de las acciones de los personajes adquiere una nueva dimensión, añadiendo el mejor toque de espías y alta política por parte de los guionistas) 

Hasta que termine esta tanda de episodios y pueda valorar todos en conjunto, esta segunda entrega me ha parecido menos lograda y trabajada. Los creadores han querido ir demasiado al grano, olvidando esos detalles que hicieron de Berlin Station 1 una "miniserie" redonda. Hay que esperar para saber si en los capitulos finales esto se arregla de alguna manera. 


jueves, 16 de noviembre de 2017

SOLO ANTE... "BERLIN STATION" (2ª Temporada)

Después de la gran impresión que me dejó la serie "Berlin Station" se nos viene la 2ª temporada, una muy buena noticia para los que disfrutamos con esta buena historia de espías... 

Lo cierto es que no me esperaba una continuación de Berlin Station, ya que la excelente primera entrega tuvo un desenlace bastante "cerrado" y sin una continuidad clara. Sin embargo sus creadores no han sido capaces de renunciar a seguir sacando provecho del éxito y han decidido continuar con las aventuras de la "estación de espionaje USA" en Berlin (algo que el tiempo dirá si es bueno o malo).


En esta nueva trama el tema central va a ser más político: Daniel Miller se infiltra en una organización neonazi que está detrás de un partido de ultraderecha con mucho tirón popular. El espionaje USA cree que la organización paramilitar detrás de ese partido quiere cometer atentados, por lo que el bueno de Daniel deberá averiguar hasta donde llevan sus planes. 

Por otro lado lado tenemos una nueva jefa en la oficina de Berlin. Es una mujer de armas tomar y desde el principio tomará decisiones arriesgadas (como no informar de la infiltración de su mejor agente, etc.) y enfrentarse al nuevo embajador de los EEUU en Alemania...



Valoración: 

Pinta muy bien esta segunda temporada de Berlin Station. Los personajes que me encandilaron en la primera vuelven con toda su fuerza y la trama promete bastante (aunque el tema neonazi sea bastante recurrente). 

Los ingredientes de la anterior tanda de episodios vuelven a estar presentes: suspense, acción, enredos políticos, personajes que juegan a varias bandas, política, etc. toda una amalgama de temas que, bien dosificados, funciona a la perfección. 

Regresa una de las mejores series del momento. Diferente en muchos sentidos y un soplo de aire fresco digno de ver. A disfrutar. 

martes, 14 de noviembre de 2017

SOLO ANTE... LA SERIE DE "EL SEÑOR DE LOS ANILLOS" PARECE UN HECHO

Parece que ya es un hecho: tendremos una serie de "El Señor de los Anillos" en breve. Una buena noticia para los fans de la fantasía heroíca (y de Universo Tolkien) que abre un nuevo e interesante panorama en el mundo de las grandes producciones de TV.

La noticia es esperanzadora pero también conlleva dudas. Dudas que son legítimas, visto que algunas de las producciones de este género en la pequeña pantalla han sido un verdadero fiasco (algo que se puede extender a la Ciencia Ficción, un ramo muy castigado en este medio). Por eso siempre hay que coger este tipo de noticias con calzador...



Por otro lado, podemos ver el vaso medio lleno. En los últimos tiempos la televisión no ha rehuido de las grandes superproducciones al estilo del Cine. Lo hemos visto en series como Band of Brothers o The Pacific, que fueron enormes apuestas y funcionaron bastante bien a nivel de audiencias.

En el ámbito de la fantasía no ha habido intentonas de este estilo tan ambiciosas. La serie que más ha llegado a cuajar ha sido, sin duda, Juego de Tronos, que es un referente (el más evidente) de lo que hay que hacer para que la propuesta sea maedianamente decente. Luego ha habido algunos productos menores y bastante "cutres" que no llegaron a superar el corte. 

Juego de Tronos ha supuesto un antes y un después. porque ha demostrado que la Fantasía puede ser también accesible al gran mercado o la gran masa (como pasara, aunque en menor medida, con El Señor de los Anillos cine). Ya no es sólo algo apto para un grupo más o menos grande de "frikis" y ha conseguido superar la barrera de lo minoritario y casi marginal para llegar a una nueva dimensión. 


Estamos, pues, de enhorabuena. Puede que estemos ante una nueva era de series de Fantasía que llenen el vacío que dejará Juego de Tronos y que abran, aún más, el abánico de temáticas. Ojalá sea así...


domingo, 12 de noviembre de 2017

SOLO ANTE... "THE WALKING DEAD" (inicio 8ª temp.)

Ya está de vuelta The Walking Dead, una de las series más comentadas por este blog. Y vuelve por "todo lo alto", en plena guerra de "buenos y malos" que promete ser de órdago...

Tras los meses de espera, la serie recupera pronto el ritmo de la acción, quizás con demasiado énfasis. Digo esto porque se nos ofrecen varios escenarios o frentes de guerra muy de repente (sin refrescar la memoria) y eso provoca cierta confusión... Yo, al menos, tuve problemas para situarme en medio de los tiroteos y los mamporros, algo que se pudiera haber arreglado con una mínima explicación. 

Dejando de lado esto, los 3 primeros episodios se pueden resumir en pocas palabras: muchos tiros con alguna reflexión filosófica en medio (metida con calzador, eso sí). Con Negan y Rick como líderes de las dos facciones, enfrentados en una guerra sin cuartel. Tiros por aquí, tiros por allá con algún momento de calma metido con calzador y que resultan fuera de lugar.

Es cierto que el 3º mejora algo con respecto a los anteriores. Tenemos la muerte de uno de los protas (no de los personajes principales) y empiezan a pasar cosas interesantes. Se empiezan a notar también ciertas grietas entre los miembros del grupo de Rick: por un lado los que quieren cargarse sin miramientos a todos los Salvadores que vean (prisioneros incluidos) y por otro los que se muestran más compasivos (como Jysus).


Valoración:

Esta claro que esta temporada va a ser más movida, algo que se agradece. La anterior tuvo momentos demasiado lentos y hacía falta un cambio de ritmo. Toca saber si ese cambio se va a traducir en algo más que ruido y por fin veremos avances en la serie o tendremos más de lo mismo (con matices, pero más de lo mismo)...

Llegados a este punto es complicado saber hacia donde va a tirar The Walking Dead después de esta temporada... Tras años de éxito, da la sensación de que la receta empieza a agotarse, aunque haya aspectos de la serie que siguen funcionando y que la mantienen viva. Pero eso no es suficiente o puede terminar por agotar la receta del éxito de la franquicia.

El hecho de seguir la misma senda del cómic (que parece no tener visos de acabar en breve en los USA) hace que tenga dudas sobre las posibilidades de futuro de The Walking. Hace tiempo que las tramas y los personajes se han estancado en "más de lo mismo" y no hay apenas avances. Y es una pena, porque las posibilidades de una historia así son casi infinitas...


De momento, poco más se puede decir... Queda saber cómo resuelven la guerra y si quedará algo más que contar realmente trascendente. De momento, parece que los creadores de The Walking no tienen intención de acabar con la serie, por lo que podemos tener caminantes para unos cuantos años más. 



sábado, 11 de noviembre de 2017

SOLO ANTE: LA VUELTA DE "CORTO MALTÉS" (CÓMIC)

Ya ve siendo hora de que diversifique un poco en el blog. Después de mucho cine y muchas series, vamos a hablar de cómics, otra de mis grandes pasiones. Empezaré por la vuelta de todo un referente y un icono del mundo de la historieta: Corto Maltés.


Para los y las que no conozcan al personaje, decir que Corto fue creado hace unos 50 años por Hugo Pratt, un guionista y dibujante que se hizo famoso por sus cómics de aventuras. En estas historias mezclaba historia y ficción, creando un buen número de tebeos para el recuerdo. Entre sus creaciones destacó la de un desgarbado y misterioso marinero que surcaba los mares de todo el mundo en busca de riquezas y nuevas emociones.

Estas historietas fueron todo un éxito y Corto pasó a ser el arquetipo "cool" del héroe aventurero y bohemio, traspasando los límites de las viñetas para ser mucho más: el icono de toda una época. Sus historias eran multiculturales y multirraciales, exóticas, misteriosas... Lo tenían todo para llegar al corazón de miles de lectores de todo el mundo. 

Una de las constantes de estos tebeos es la aparición de personajes históricos de peso en el siglo XIX y XX, los cuales se convertirán en secundarios de lujo y amigos (o enemigos) del apuesto navegante maltés. Uno de las más destacados es el legendario monje Rasputín, que se convertirá en una suerte de compañero de desgracias del héroe, manteniendo con él una relación de amor y odio. Rasputín será un grano en el culo de compañero, pero acabarán por construir una gran amistad. 

Otro pilar de la serie es el misterio. Cada viaje de nuestro héroe está ligado a la búsqueda con lugares míticos, tesoros, objetos de poder, etc. Todo ello forma parte de la mitología del personaje, que busca en diferentes continentes la respuesta a enigmas con cientos (y miles) de años de antigüedad. 



Y luego tenemos al propio protagonista: un tipo sin patria y ataduras, nihilista, en muchos momentos cínico, nostálgico y un tanto anárquico, pero con un indudable buen fondo... Un compendio de rasgos psicológicos que hacen de Corto un personaje especial en todos los sentidos, con mil y un matices que Hugo Pratt supo explotar hasta la saciedad. 

Tras la muerte de Pratt parecía que no volveríamos a saber de Corto, pero afortunadamente en mundo del arte permite que sucedan milagros... Milagros como su resurrección a manos de dos prestigiosos autores: Juan Canales y Rubén Pellejero. Ambos se han atrevido a revivir el mito, con todo lo que ello conlleva. Un esfuerzo y una voluntad que nos ha devuelto la ilusión por Corto y su particular universo. 

Dos cómics después, se puede decir que, a pesar de que el listón estaba muy alto, estos dos geniales autores nos han devuelto al mejor Corto Naltés. Pronto os hablaré de esta e ilusionante nueva etapa del marinero maltés. 

jueves, 9 de noviembre de 2017

SOLO ANTE... "EL SECRETO DE MARROWBONE"

Suelo tener cuidadito cuando voy al cine ultimamente... El panorama cinematográfico no está para tirar cohetes, pero en este caso me arriesgué con una de "miedo" que viene con un aparataje de marketing bastante importante...

El secreto de Marrowbone no esconde en ningún momento las fuentes de las que bebe. Salta a la vista cuales son sus referencias y eso, al menos, nos pone sobre aviso acerca de lo que vamos a ver en la gran pantalla: terror de gran consumo con sustos, fantasmas, niños "perdidos", casa encantada, etc. 

Lo bueno de ir así de avisados al cine es que es complicado llevarte un gran fiasco. Sabes perfectamente lo que hay y en ese sentido esta peli no defrauda en absoluto: ofrece lo que promete y nadie podrá decir que no sabía lo que había. Luego llega la parte complicada: que el producto final sea algo más y aporte toques que marquen la diferencia. 

En esas, El Secreto es algo más que un refrito más o menos logrado de filmes anteriores del mismo ramo. Lo es porque tiene ingredientes de calidad para dejar una buen sabor de boca. A saber: un reparto estupendo, buen ritmo narrativo, bellos escenarios y, ante todo, buen sentido del gusto para no caer en la mediocridad, los clichés facilones, la ñoñería, etc.


Lejos de renegar de sus referentes más claros, la película no pretende inventar nada, si no contar las cosas con gusto y sensibilidad. También destacaría su clara intención de huir del terror más "clásico", acudiendo a lugares más cercanos al drama y al "cuento" familiar (logrando, por cierto, un buen equilibrio entre ambos), con toques de thriller. Un buen camino para conseguir su objetivo.

Buena parte del peso del film recae en un reparto de "niños" que lo hacen mejor que bien. El grupo de chavales crea entre sí una complicidad que hace que muy pronto te encariñes con ellos. Son, sin duda, el punto más sólido del film.

Así que puedo decir que el Secreto de Marrowbone me ha parecido una peli currada y con detalles para ser recordada. Sin efectismos, sin muchos alardes pero con sentido del gusto, que es algo que se ve muy poco en estos días en el mundo del cine. Una película hecha desde el cariño y en la que se nota el compromiso de sus creadores con lo que estaban haciendo. Merece la pena pagar por verla. 





 










lunes, 6 de noviembre de 2017

SÓLO ANTE... "CONQUISTADORES: ADVENTUM"

Buceando por la red de redes y un poco hastiado de tantas series "más de lo mismo", encontré esta "rareza" titulada "Conquistadores: Adventum". Se trata de una suerte de serie documental en la que se nos narran las aventuras y desventuras de Cristóbal Colón (& Cía) durante los primeros años del descubrimiento y conquista/saqueo de América.


Con una puesta en escena correcta, la trama se centra en esos primeros viajes de los colonizadores de América a tierras extrañas, reflejando de forma bastante potente la emoción y el miedo de los primeras avanzadillas de los europeos en el nuevo continente.

Lo que más me ha gustado de la serie ha sido sobre todo el pulso de la narración, que no se detiene en detalles demasiado "gafapastas" y va directa al grano, contando, muy por encima, las victorias y miserias de un grupo variopinto de "aventureros" que, a la postre, hicieron historia.

Los escenarios, la narración, las luchas, etc. La atmósfera en general es lo que mejor funciona en esta "Conquistadores". Una ambientación no exenta de grandeza pero que saca partido de sus evidentes limitaciones de producción (dinero manda) para ofrecer otro tipo de espectáculo (más intimista o centrado en los personajes y no en las grandes batallas o hechos).

Los personajes están bastante bien retratados: buen trabajo actoral para dar vida a una amplia amalgama de tipos "duros" -y menos duros-, cada uno con su propia personalidad (la pena es que algunos son tratados simplemente de pasada, pudiendo haber dado mucho más de sí) y motivaciones.

Estamos ante una producción a medio camino entre el documento histórico y la aventura, que cuenta con una producción bastante decente y unos actores (casi todos hombre, por razones obvias) que suben el nivel. No es la serie histórica del siglo pero se deja ver...

SOLO ANTE... EL HUMOR EN LAS PELIS DE SUPERHÉROES: ¿SE ESTÁN PASANDO DE FRENADA?...

En los últimos tiempos se ha abierto la "veda": las superproducciones de superhéroes de Hollywood ha apostado, sin complejos, por añadir grandes dosis de humor a sus películas. Y no se trata sólo de unas gotitas (o gags), si no de algo bastante más grande...

El humor vende, es un "añadido" que se ha visto ya en un gran número de films de "supers", como la saga de Iron Man, Los Vengadores, Guardianes de la Galaxia, El Hombre Hormiga, Deadpool, etc. Sobre todo en producciones Marvel, en las que este elemento casi auto-paródico ha llegado a ser un elemento básico del éxito en taquilla. 

Sin embargo ha sido el éxito de Deadpool (Masacre para los castizos), el que parece haber puesto de moda lo que podríamos llamar "auto-parodia extrema". El humor va más allá de una serie de bromas sueltas y se convierte en el centro mismo de las tramas, siendo la historia a contar algo secundario y sin demasiada importancia. Así nos encontramos algo muy similar a lo que leemos en los tebeos: una serie de chistes enlazados sin una trama demasiado compleja de fondo. 

No significa esto que Deadpool sea una mala peli del género, todo lo contrario... Es una buena muestra de cine hecho por y para este personaje (que representan una parte mínima de un Universo muy complejo) pero hay que tener en cuenta que el personaje del que hablamos, no es, para nada, el tipico superhéroe que "de toda la vida", si no uno "marginal" y minoritario dentro del Universo Marvel


La pregunta es si el mismo tono que funcional para el mercenario bocazas puede valer para un Thor, un Capitán América, etc. Es obvio que hablamos de arquetipos muy diferentes y que sería complicado aplicar la misma receta para ambos. 

Llegados a este punto podemos hablar de Los Vengadores, una saga que ha sabido conjugar a la perfección el sentido del humor con el tono adecuado a los personajes de los que hablamos (con un bagaje y un origen y contexto bastante más "serio"). El humor se ha subordinado claramente a la historia y eso ha funcionado muy bien (también porque Wheddon es mucho Wheddon), gracias a que ha existido un equilibrio adecuado. 

El problema puede llegar cuando el humor sea el centro de todo y dejemos de lado la trama. Eso puede cuajar en personajes tipo Deadpool, pero en otros puede llegar a ser demasiado... demasiado. 

Así que cuidado con pasarnos de frenada porque podemos acabar creado un "universo Deadpool" donde había un Universo Marvel (universo que, por otro lado, había encontrando un camino bastante potable dentro del mundo del cine).