lunes, 14 de agosto de 2017

SOLO ANTE... "VIKINGS" (4ª temporada)

Vikings comenzó siendo una de esas series minoritarias que, por así decirlo, veían 4 gatos. Se trataba de uno de esos títulos de que, sin hacer mucho ruido, fue ganando popularidad y seguidores. Sin embargo eso no hizo aumentar el nivel del producto, más bien todo lo contrario...

Si las 3 primeras entregas de la serie son más que buenas, el la 4ª vemos como Vikings pierde definitivamente el Norte, con una serie pasajes que "matan" las mejores virtudes de lo que había sido en los último años: 

El primer aspecto negativo es (SPOILER) la muerte de Ragnar, que era el verdadero motor de la historia (en todos los sentidos). Y no sólo es su desaparición, es la forma en la que nos virlan a la razón de ser de la trama. Ni grandeza ni sentido alguno en una decisión que se carga buena parte de la esencia de lo que era esta producción.


Sin su gran pilar, Vikings se convierte en otra cosa. Ya no es la épica historia de un vikingo notable, si no una "saga" coral en la que no sabemos muy bien qué y cómo se quiere contar. Eso dejando de lado que ninguno de los vástagos del rey nórdico le llega a la suela de los zapatos en cuando carisma y peso a su papi. Vamos, que es como un "seguir por seguir" sin demasiado sentido. 

Es una pena que personajes secundarios como Rollo (que no parece enterarse del fallecimiento de su hermano) o -en menor menor medida- Floki queden también muy desdibujados y sin saber muy qué papel jugar en todo el entramado que queda después de la desaparición de su Rey.

No sé que han pretendido los guionistas, pero la pérdida de un rumbo claro es más que evidente, dejando en su lugar una amalgama de personaje y de tramas que no tienen interés ni lógica. Mucho postureo y poco que contar.

En resumen: deberían haber dado un digno final a la historia de la vida del gran Ragnar Lothbrock, algo digno de las buenas temporadas anteriores y no estas "cosa" que han dejado y que no sé muy bien cómo definir. No sé si seguiré con la serie, porque la decepción ha sido bastante grande. 


domingo, 6 de agosto de 2017

SOLO ANTE... "EL CARTEL DE LOS SAPOS" (Intro)


Hablando de series de narcos, aquí os dejo la entradilla de una de las series que más me ha enganchado en los últimos años: El cártel de los sapos. Una bizarrada colombiana que puede no ser una obra maestra pero que divierte mucho. 

Se trata de una versión "libre" de la situación que quedó en Colombia tras la muerte de Pablo Escobar, con una visión de la realidad del país que es tan absurda como real. Los actores lo bordan y las tramas están basadas en la realidad del trafico de drogas en un país en el que este negocio empleaba a millones de personas, de una forma u otra. 


No es menos cierto que la visión de los criminales en esta serie (y otras) está bastante dulcificada (por decirlo de alguna forma), pero la realidad es que muchos de ellos no eran más que unos tipos "normales" en un entorno en el que las reglas del juego eran tan despiadadas como arbitrarias. 

En resumen: una serie para desconectar y también para aprender cuyo gran valor es contar las cosas sin filtros y de una forma natural y mundana. 

SOLO ANTE... "SNOWFALL"

Al rebufo de series como Narcos (no la he visto aún), parece que las producciones de este género vuelven a estar de moda. En esas, HBO apuesta fuerte por Snowfall, que se mete de lleno en el mundo de las drogas y la delincuencia. 

Tras visionar los primeros episodios la impresión que trasmite este título es bastante positiva. No es que me hayan enamorado pero sí veo aspectos que me gustan, como es el hecho de que no se parezca a ninguna serie que haya visto antes (al menos de este estilo) y de tener un reparto coral (con muy pocas caras conocidas, por cierto) y que puede dar mucho de sí. 


Los creadores de Snowfall nos invitan a seguir las vivencias de un grupo de personajes bien diferentes, unidos únicamente por su conexión con el tráfico de drogas. Tenemos al típico niño guapo y listo del barrio con ganas de ascender demasiado pronto, un luchador hispano de Werstling acabado que busca un golpe de suerte, un policía mediocre con ganas de ascender en su trabajo... Nada que no hayamos visto antes pero sí perfiles que suelen funcionar en la TV y el cine. 

Al tratarse de HBO sobre decir que la producción es excepcional. La ambientación de los años 80 es muy creíble y se el cuidado por los detalles es, como siempre, total. Nada que objetar en este sentido. 

En aún pronto para valorar, pero tiene pinta que Snowfall puede ser una de las series top de los próximos años. Veremos si la cosa funciona y si es capaz de superar los tópicos de este tipo de producciones y sobre salir de la enorme cantidad de oferta que hay ahora mismo en el mercado de la TV. De momento, le doy una oportunidad...

PD: invito a todos mis lectores a ver una serie que me encantó en su día. Se trata del Cártel de los Sapos, una de las series más bizarras y entretenida que he visto en mi vida. 

PD II: Sergio Peris Mencheta, actor español que aquí conocimos por su aparición en Al Salir de Clase, me ha parecido una sorpresa más que agradable en este Sanowfall. No está de más ver caras conocidas en serie yanquis y ver que también tenemos buenos actores por estos lares. 

jueves, 3 de agosto de 2017

SOLO ANTE "TURN" (4ª y última temporada)

Estamos en un mes de tristes despedidas de alguna de mis series preferidas. En este caso le toca a TURN, que dice adiós después de 4 intensas entregas.

La tercera temporada fue la mejor de todas, dejando el pabellón tan alto que era complicado mejorarlo. Tampoco era necesario, porque la 4ª se plantea como una especie de epilogo de todo lo que hemos visto en estos años, un punto y final a las aventuras de Culper en el que se cerrarán todas las tramas que habían quedado colgadas (pocas, en realidad). 

Las muertes (SPOILER) de Robert Rogers y de John André dejaron un gran vacío en la historia, aunque a cambio cobra protagonismo el traidor Arnold, cuya situación será uno de los ejes de la segunda gran trama de la temporada; siendo la principal el duelo de titanes entre Simcoe y Culper (que llega a su punto álgido a medida que pasan los capítulos).

Mientras se geste la venganza de Abe, la guerra sigue su curso y se hace más evidente la pérdida de "humanidad" de la misma, con Tallmadge (amigo de Abe-Culper) viéndose abandonado en la defensa de su amigo y asistiendo al egoísmo del que creyó que era un gran líder, George Wasington). 


La valoración general de esta temporada está siendo buena. Está siendo el digno colofón a 4 años plenos de suspense, acción y misterio, señas de identidad de esta gran producción. 

Con menos "tejemanejes" que es entregas anteriores, los guionistas han apostado por ir cerrando la serie sin demasiados miramientos. Esto resta parte del atractivo de TURN (su particular tempo para contar las cosas y los juegos políticos tan bien llevados anteriormente), pero es algo lógico. Eso no quiere decir que se hayan olvidado de las tramas políticas, pero ya con un recorrido y complejidad menores. 

Sí han quedado descolgados algunos personajes, caso de Ana y la mujer de Culper, que ocupan una trama menor y que no tiene demasiado interés (la de la mujer espía en las filas de los insurrectos). En los dos casos, es curioso observar que la idea del triangulo amoroso (de ellas dos con Culper) a terminado por ser agua de borrajas y no ha llegado a nada. Es más, ninguna historia de amores -o posibles amores- ha llegado a ser realmente importante en la serie. 

Como digo, el eje de todo lo que ocurre en esta temporada es la guerra privada entre Abe y Simcoe, personaje que se ha convertido en el villano de villanos de TURN de forma indiscutible. El ranger se ha pasado de ser un mero peón en el juego al verdadero archienemigo del prota y de sus amigos...

En resumen: pasados ya 8 episodios (de 10) de la última entrega de TURN -y si no se tuercen las cosas- estaremos ante el digno final de una de las mejores series de espías (y en general) de los últimos tiempos. Ojalá el desenlace sea digno de todo lo que hemos disfrutado hasta ahora...